Captains

Captains, en una imagen promocional | Diego Sánchez

Captains – Captains (Jabalina Música, 2017)

El proyecto Captains lleva un par de años en activo, desde que en 2015 se diese a conocer después del encuentro entre el productor David Baldo y la cantante alemana Fee Reega. Su encuentro se llevó a cabo con la idea de “grabar alguna de sus nuevas composiciones“, y de aquella manera espontánea surgió un proyecto completado con las incorporaciones de Oskar SD (batería) y Aaron Dall (bajo) como sección rítmica. Antes de incorporarse a la familia Jabalina, Captains realizaron varios conciertos y tuvieron tiempo de ganar el concurso de maquetas Autoplacer, logrando otras distinciones como el premio a Artista Emergente en el programa Disco Grande de Radio 3, culminando todo ese proceso ascendente el pasado mes de marzo, cuando lanzaron el LP homónimo Captains, diez temas que recogían buena parte de la esencia del proyecto, consolidado ya como uno de los más interesantes de la escena local.

Hemos charlado con ellos para saber un poco más del proyecto, responsable de ese Captains con el que han entregado uno de los debuts más estimulantes de la temporada.

Texto: R. Izquierdo | Fotografía de portada: Diego Sánchez

Empecemos por un tópico. ¿Cúales son los orígenes de Captains?

Fee: Voy a entender ‘origenes’ como de dónde viene cada uno de nosotros. Yo llevo años componiendo canciones como ‘Fee Reega’ , soy alemana pero llevo años en Asturias, y he hecho música de diferentes estilos, aunque suelo describir mi música como ‘folk problemático’ o ‘punk lento’. Baldo es productor musical, ha grabado un montón de grupos y también ha tocado en alguno, es de Candeleda y toca la guitarra eléctrica brutalmente.

Posteriomente es completáis como cuarteto

Aaron, el bajista, es doctor de matemáticas, pero también estuvo tocando  en grupos desde una edad muy joven, en California. Y Oskar también ha tocado en varios grupos, como Komakino y Maya, es dueño de bares, no me acuerdo exactamente de dónde viene, pero es el rey de Malasaña.

¿Cómo surgieron las primeras colaboraciones?

Baldo: En la primera colaboración fue donde salió el disco de Captains. Surgió porque teníamos unos días libres en Navidad  y llevábamos tiempo pensando en hacer algo juntos. Ninguno de los dos pensábamos que íbamos a hacer tantos temas juntos y tan rápido.

Creo que la primera vez que os vi tocasteis también con el proyecto en solitario de Fee Reega. ¿Cuánto trabajo implica estar en más de un proyecto en activo? Lo nuevo de Fee Reega ha aparecido también este curso, con Humo. ¿Cómo complementáis los proyectos?

Fee: En general no solemos tocar nunca en la misma noche, hubo solo un par de excepciones al principio para enseñar unas canciones, cuando aún no tuvimos nombre para el proyecto. Ahora son cosas totalmente separadas, también por necesidad porque puede ser a veces difícil cambiar de un mundo a otro. Mi disco salió casi a la vez con el de CAPTAINS y desde entonces estoy saltando entre los dos proyectos. Creo que los dos funcionan a niveles diferentes y para mí cada uno cubre una parte de mis intereses  y necesidades creativas diferente. Con Fee Reega toco con otros músicos y a veces en solitario. Ha pasado que en dos días tengo conciertos con los dos proyectos, pero cambiar el chip normalmente no me cuesta, para mí es enriquecedor.

¿Qué incidencia tiene en la suma de sinergias las distintas procedencias de los integrantes del grupo? ¿Partisteis de algún punto en concreto al empezar?

Baldo: Creo que no lo pensamos demasiado. Quisimos olvidarnos de nuestras influencias mayormente, aunque están inevitablemente en el disco. Quisimos hacer algo nuevo. A medida que avanzamos nos dimos cuenta que lo que componíamos tenia una estética sonora propia y una historia que unía cada canción. Fue como tener una pieza pequeña que nos daba pistas acerca de algo más grande.

Viendo los créditos queda claro que los dos habéis participado en la composición de las canciones, salvo  dos que habéis firmado en solitario (‘Car thief’ y ‘Twisted’). ¿Participáis los dos en el proceso de escritura?

Fee: Sí, hemos compuesto básicamente todo juntos en una habitación. Las letras suelen ser mías, en la música metemos mano los dos y la producción es de Baldo. Hemos elaborado un método que nos funciona y que resulta productivo.

Y en esas dos canciones firmadas en solitario, ¿ha costado resolver su integración en lo que es el disco?

Fee: No mucho….“Car Thief“ la tenía escrita para CAPTAINS, pero la grabé antes con otro proyecto en Alemania, los Dead Hands, así que ya la tenía más clara. „Twisted“ la había grabado Baldo anteriormente con otro proyecto en castellano, así que la traducimos y le dio el sonido necesario para integrarla con las otras canciones.

El primer LP es de título homónimo. ¿Define vuestro sonido? ¿Cómo planteáis esta carta de presentación?

Fee: Elegimos el título para no solamente presentar el disco, sino dejar claro que es la carta de presentación del grupo. Encontrar el nombre del grupo nos costó bastante, pero nos quedamos muy contentos porque al final tiene bastantes significativas. La gente cree a veces que solamente nos referimos al mundo marinero, pero un capitán no solo es eso, también se usa hablando de alguien de alto puesto en la mafia, un capitán en un equipo de deporte o el conductor de un vehículo. Es alguien que domina o conduce a alguien o algo y para un grupo nos pareció muy apto, un músico conduce a su instrumento y a su público, o al menos es lo que queremos hacer nosotros con nuestros conciertos y nuestras canciones.

El disco ha aparecido en Jabalina. ¿Qué podéis contarnos de esta asociación?

Baldo: Podemos contaros que hay muy buena voluntad tanto por parte del sello como por nuestra parte de hacer bien las cosas y en ello estamos. Creo que hemos lanzado un buen disco y espero que  tenga recorrido.

Hubo una evolución a nivel de recepción crítica importante con una única maqueta publicada. ¿Con qué expectativas nació el proyecto?

Fee: Cuando vimos que queríamos hacer un proyecto nuevo, nos lo tomamos muy en serio. Sí que vimos que eran canciones que podían funcionar, además no solamente en España. Algunas reacciones que tuvimos muy al principio no nos las esperábamos tan rápidamente, pero en general nuestra idea fue de poder tocar festivales muy pronto y tener visibilidad en la prensa, en ese sentido somos ambiciosos y cuánto más podemos lograr, mejor. Una cosa que nos hizo ilusión era que nos empezaban a pinchar en Radio 3 y que siguen poniendo nuestras canciones a menudo. De ese modo se llega a mucha gente.

No sé si el paso por Autoplacer fue una primera piedra de toque, un punto de inflexión a la hora de consolidar el grupo. Vista con distancia, ¿cómo veis la primera maqueta?

Fee: Fue un empujón importante que justo necesitábamos en ese momento y estamos muy agradecidos. La primera maqueta se parece mucho al disco, era como el disco en una primera fase.

En esa primera etapa, ¿el proyecto lo formaban David y Fee en solitario? ¿Cómo recordáis los primeros ensayos hasta la llegada de Oskar y Aaron?

Fee: ?Nuestros ensayos cuando solo éramos dos? Pues en un sofá con una guitarra y el ordenador (risas). Tuvimos algún concierto guapo solo los dos, creo que uno memorable fue teloneando a Javier Corcobado en el Teatro del Arte en Madrid. Pero teníamos ganas de incorporar más músicos para poder subir de intensidad.

Baldo : Recuerdo que ensayábamos bajito, a veces con la eléctrica desconectada incluso. El que tocamos con Corcobado estuvo muy guai si.. yo recuerdo uno memorable de los dos en el bar La plaza de Gijón, estaba hasta arriba de gente, había un ambiente increíble y tocamos un montón de canciones.. y en la calle Barco uno que dimos medio secreto en un local, hay un montón de bolos guapos de esa época ahora que lo pienso..

¿Os sentís cómodos en un circuito de directo concreto? ¿Cómo veis la situación de directo?

Fee: Ahora en verano estamos tocando sobre todo festivales. Es interesante conocer los distintos festivales en distintos sitios y su forma de organizarse. Los tamaños varían y se conoce a mucha gente. Luego nos gusta mucho tocar en salas porque hay más intimidad con el público. La situación de los directos está muy complicada, hay ciudades donde es complicadísimo encontrar una buena manera de tocar, especialmente para grupos más pequeños. Montar algo en una sala está cada vez más difícil, lo cual es una pena porque se llega a conocer a un grupo de otra forma que en un escenario grande. Es un problema de varios componentes, que en general va menos gente a conciertos de un solo grupo, que a veces no se hace suficiente promoción, que no se apuesta mucho por grupos nuevos, que la gente cada vez se quiere gastar menos dinero en la música etc. etc. La lista al final es infinita, pero nosotros como músicos seguiremos buscando la manera de poder tocar en condiciones dignas y llegar a difundir nuestra música por los más sitios posibles.

El single de presentación fue ‘Touch me I’m driving’, tema que además abre la cara B del disco. ¿Qué podéis contar de él?

Fee: Es una canción que compuse con una base del ordenador, luego se la enseñé a Baldo y la reestructuró totalmente y trabajó muchísimo en ella. Me acuerdo que hubo muchas versiones hasta llegar a la actual. Me encanta lo que ha hecho con ella y el sonido que tiene ahora. De la letra puedo decir que obviamente habla de interacciones sexuales durante la conducción, de una conexión erótica entre el vehículo y el conductor y de un ambiente sensual en la carretera. No está inspirado en ello, pero recuerda un poco a „Crash“ de J.G. Ballard, una novela que me gusta mucho.  Tengo bastante fetiche con los vehículos y ese tema reaparece en algunas canciones, también buscando explicaciones para ello.

Baldo: Yo me imaginaba cuando estaba haciendo la producción que trataba sobre una atracción brutal, sexual y amorosa hacia alguien que irremediablemente te lleva a la oscuridad absoluta. En mi cabeza esta persona es quien conduce el coche a toda velocidad. Muchas veces me monto mi película que no coincide exactamente con los textos pero creo que al final tiene un sentido.

Escucha el primer LP de Captains en Bandcamp: