Con un estilo visual muy propio, cierta estética visual comparada a menudo con la de Las Bistecs y muchas ganas de divertirse sobre el escenario, Cheetah Brava han ido ganando poco a poco su propio espacio en las redes y en el circuito local de concierto, alcanzando pequeñas picas como su noche junto a Of Monreal gracias a una irreverente colecciones de canciones de amor y desamor, fijadas entorno a un synth-pop trufado de sonidos tropicales.

Su nuevo trabajo es Taka! (Autoeditado, 2017), una colección de ocho canciones que les mantiene en su jungla “electro y kitsch”, ya muy arriba con la pegadiza ‘Coral’. La formación integrada por Jo Miramontes y Carla Blanc (voces, sintes y percusiones), Julián Figueres (guitarras y samples) y Óscar Durán (batería) parece haber fijado las coordenadas de un proyecto en línea ascendente, que nos recupera la propia Joanna en esta entrevista, concedida justo antes de su paso por las fiestas del Poble Sec.

TEXTO: R. IZQUIERDO | FOTOGRAFÍAS DE CHEETAH BRAVA

Empezando por el principio, ¿qué orígenes tiene el proyecto?

2013 fue un año muy especial para mi. Estaba en proceso de separación de una larga relación, y con ganas de hacer música completamente diferente a la que venía haciendo (jazz-rock y rock progresivo). Había comprado una tarjeta de sonido para grabar que me vino con el Ableton Live de prueba, y me volví loca grabando y experimentando con los sonidos electrónicos en casa. Compuse muchos temas y finalmente después de un año de experimentación, me quedé con los cinco que finalmente se plasmaron en Tremor Forto, nuestro primer EP.  Carla era mi amiga, y aunque nunca habíamos tocado juntas, me hacía ilusión hacer algo con ella, así que le propuse que cantara los temas. Y con Julián, habíamos tocado durante siete años juntos!, ya nos conocíamos bastante, le encantó el proyecto y se quiso unir.  Y así nació Cheetah Brava,  primero en trio.

¿Qué podéis contarme del imaginario visual del grupo? Tenéis una vertiente estética muy llamativa

Nos encanta el imaginario freak, ochentero y kitsch!. Algunas fotos suelo trabajarlas mucho para lograr  que transmitan lo que es la banda musicalmente, pero también en personalidad. En la parte de video, hemos encontrado un alma gemela Oksana, conocida como Molokolom Som, que casi sin hablar, entiende a la perfección lo que queremos hacer.

La newsletter tenía cierto toque fanzinero. ¿Era algo buscado y/o consciente? ¿Sois consumidores de zines?

Jaja! no! no ha sido algo consciente. Pero el resultado de algo low cost para aficionados ya nos mola!

Vuestro debut se produjo en 2013 con Tremor Forto. Visto en perspectiva, ¿qué recordáis de aquel debut?

Fueron momentos muy lindos! Hubo buena recepción y conseguimos conciertos con mucha facilidad, a diferencia de otros proyectos en los que habíamos participado antes. Supongo que al ser algo tropical y pop encajaba más. Eran momentos en los que todos estábamos comprendiendo en qué consistía nuestra música y nuestra estética, y definiendo el camino por el que queríamos ir. No era trabajo fácil para ninguno de nosotros, ya que estábamos abarcando estilos musicales que  nunca habíamos abarcado. Íbamos en trio en aquellos tiempos. Además, a cada uno de nosotros nos tocaba asumir roles musicales extras, que nunca habíamos asumido. Por ejemplo yo nunca había sido cantante, sólo teclista, y con Cheetah he saltado al rio. Carla toda la vida había cantado pero nunca había tocado percusiones!. Y Julián es guitarrista, pero  nunca había trabajado con electrónica ni teclados. Luego entró Oki a la batería, y para el fue un reto interesante también ya que era la primera vez que trabajaba con batería electrónica.

Este mayo editasteis Taká!. Cito a vuestro Bandcamo y os pregunto: ¿qué hay de vuestra jungla electro y kitsch en Taka!? ¿Hay algún elemento que sirva o trabaje como cohesionador del álbum? 

El álbum tiene dos partes claramente marcadas y cohesionadas por la electrónica. La primera, “Negrito”, “Cuantas Vueltas”, “Tacones Viejos” y “Hielo Seco”, remiten a la parte más tropical de Cheetah. Ritmos de cumbia y merengue, y melodías con aires afro y latinas.  La segunda, “Coral” y las dos baladas, “Mi fiesta es una Jaula” y “Cada dia yo”,  que reflejan una parte más synthpop , electrónica, íntima y  experimental. Y  luego está Vecina, que se queda sola en el disco. Un homenaje a los 80´s, bien kitsch y con todo el jetón!.

¿Y del vídeo de ‘Vecina’ qué podéis contarnos? Capta muy bien la esencia del álbum…

!La vecina soy yo misma!. Un alterego impertinente, que un dia de calor se flipó con la piscina del vecino, y se vino arriba imaginando la invasión de su casa. El video lo hemos hecho juntas Molokolom Som y yo. La estética estaba clara desde el principio. Colores a tope, una onda retro, una historia, y un personaje muy definido. El guión la edición y el montaje es todo realizado por ella y el trabajo del personaje por mi.  En realidad no es el tema que representa musicalmente a Cheetah Brava, sin embargo, a nosotros y  al público siempre nos ha resultado muy carismático y  no podíamos pasarlo sin hacerle un video.  La vecina tenía que venir  a la vida!

“Freakismo de los 80, colorista y femenino”. ¿Hasta qué punto os sentís identificados en esos puntos? ¿Cuál creeis que destaca más, y cuál se refleja más en el directo?

Nuestra música es muy ochentera, nosotros lo pensamos y también nos lo dicen mucho! No es algo buscado expresamente, pero las influencias acaban saliendo por doquier.  También somos coloristas, en el sentido que nuestra música está cargada de  cambios  armónicos, muchas melodías y emociones por lo general alegres y divertidas .  Ahora bien, el freakismo  es lo que más salta al directo! Nos divierte lo raruno! Nos encanta la improvisación y utilizar el performance y la música para romper expectativas. Abarcamos muchos estilos diferentes, y la gente no sabe bien dónde encajarnos, y a nosotros nos mola! No necesitamos encajar en ningún sitio.  Cheetah Brava femenina?…claro!  y cómo no!.

No sé hasta qué punto la mezcla de sonidos que se da en vuestra música es un ejercicio buscado. ¿Qué feedback musical previo teniáis antes de arrancar el proyecto? ¿De dónde creéis que viene la raíz de vuestro sonido?

La mezcla no es adrede! Tenemos muchas influencias, y muy variadas entre sí y supongo que todo eso se ha visto reflejado en Taká! amamos a Hector Lavoe y  a St Vincent por igual. Nos encanta la psicodelia tropical brasilera y  el rock de los 70´s, los ochentas con Cindy Lauper,  y las fusiones que se hacen actualmente de folklore latinoamericano con electrónica. Ahora bien, una gran influencia reciente ha sido el pop afro y progresivo de Tune-Yards! nos ha volado la cabeza directamente!

Siguiendo un poco con eso, ¿qué podéis contarnos del funcionamiento interno del grupo? ¿Cómo trabajáis las canciones antes de encerraros a grabar?

Nuestro caso es al revés. Los discos han sido compuestos y grabados por mi, y luego los hemos llevado al directo con la banda. Compongo yo sola en mi estudio en casa. A veces viene la melodía primero, otras la letra y otras la base.  Grabo bajos, teclados, secuencio ritmos y baterías, y grabo mis voces y las de Carla de referencia. Si me mola al cabo de unos días,  y sigo sintiendo especial el tema, grabamos las voces de Carla y  las guitarras con Julián, y lo terminamos. A veces el proceso es de un dia, otras de meses. Una vez hecho el tema lo llevamos al directo, y aquí es donde participamos todos, y cada quien aporta su musicalidad!  Algunos temas varían mucho del disco al directo. Los abrimos, los adaptamos, y algunos del primer EP,  por ejemplo Lobo o Tremor Forto han mutado muchísimo! hemos pasado por muchas versiones diferentes!.  También trabajamos mucho la improvisación, muy presente en nuestros directos.

A nivel de directo, ¿buscáis un set próximo al sonido del disco o abogáis por la improvisación?

Creo que nuestro set de directo es muy electro. Y sí!, tenemos la intención de sonar parecidos al disco, pero sin negarnos a tener otra sonoridad diferente y resultante de cuatro personas aportando musicalmente y emocionalmente. Nos encanta experimentar juntos, así que eso también se ve reflejado en los conciertos.  Siempre hemos entendido que el disco es una cosa y el directo otra, completamente diferente.  Las estructuras de los temas se abren dando paso a improvisaciones, perfomance, partes rítmicas todo para que crezca la energía y conectar con la gente, que es de lo que se trata!

Antes hablábamos de las etiquetas. ¿Encorsetan vuestro sonido? ¿Creéis que son un mal menor a la hora de fijar un estilo?

Cuando nos entrevistan siempre nos dicen que no saben bien cómo catalogar nuestra música. Las influencias musicales siempre acaban saliendo de una manera o de otra, y las nuestras son muy variadas. A nosotros no nos importa en lo más mínimo que  cueste catalogarnos. De hecho no entendemos bien ni siquiera la necesidad que tenemos de catalogarlo todo siempre.  Además es muy curioso porque  hay personas que igual ni siquiera han escuchado nuestros discos o venido a un directo, y sólo por ver un video ya te encasillan aquí o allí. Bueno! hoy en día funcionamos así. Dando rápidas opiniones de todo, sin saber de nada!

Leyendo sobre vosotros llego a esta definición: “Cheetah Brava es una fiesta dorada”. No sé si el hecho de buscar ese sentido lúdico se traslada en un feedback directo con el público, pero quería preguntaros por ese componente lúdico de vuestros directos.

Buscamos un ambiente fiestero, bailongo y emocionante en los directos! a veces lo logramos y otra no! depende mucho del público, la hora y el lugar!

Coral es uno de vuestros temas favoritos, y le acabáis de dedicar un videoclip. ¿Creéis que es el tema que os representa mejor? ¿Cómo explicaríamos Cheetah Brava a través de esta canción?

Coral es un tema que a todos  nos gustó mucho desde el primer momento. Vimos claro que queríamos hacerle un videoclip aunque no fuera el tema más comercial del disco. Refleja, ese lado más synthpop, psicodélico y alegrista de la banda, y eso nos mola. Además es un lado  musical importante de Cheetah, que hasta ahora no habíamos reflejado en ningún video, sólo en directos.

Creo que vuestro proyecto está totalmente autogestionado. Respecto a las perspectivas que teníais de inicio, ¿os ha sido difícil daros a conocer? ¿Cómo veis el circuito local?

Sí, estamos totalmente autogestionados. Encontramos un circuito un poco saturado. Mucha oferta de bandas y poca industria!!. Darse a conocer nunca es tarea fácil siendo independiente. Hoy en dia afortunadamente contamos con redes que nos permiten difundir nuestra música, aunque no es lo mismo cuando cuentas con el apoyo de  una discográfica proactiva.  Nosotros hemos creado Mango Split Music,  con el fin de asociarnos con bandas afines a Cheetah  y crear una ventana juntos. Y en eso estamos!

Un tópico para acabar. ¿Planes inmediatos de futuro?

TOCAR! TOCAR! Y TOCAR!

Puedes escuchar Taka! en Bandcamp, y aquí mismo: