Si el AMFest ha logrado estos últimos años alcanzar una línea editorial propia lo mismo podría decirse el festival Cønjuntø Vacíø, propuesta que alcanza este año su quinta edición entre nosotros. Lo hace plenamente consolidado en su ubicación de La Capsa del Prat, sede natural del festival estas tres últimas ediciones, a donde volverá el próximo 4 de noviembre, de nuevo alternando nombres internacionales de prestigio como el de John Maus, junto a apuestas locales afines al sello como Wind Atlas, de vuelta este año, aquí presentando la obra Ostranenie, concebida expresamente para la celebración del festival, o Acción Diplomática. La presencia de Puce Mary servirá para mantener la presencia nórdica en un festival que nos traerá además a la responsable del sello No-Tech, Ciarra Black, entre otras propuestas.

Las entradas para la quinta entrega del Cønjuntø Vacíø están a la venta a través de la web de Entradium, y cuenta con el siguiente cartel, al que presentamos respetando las notas promocionales brindadas por la organización. Ellos lo explican mejor que nosotros:

JOHN MAUS (synth-pop, USA)

Han pasado seis años desde que We Must Become The Pitiless Censors Of Ourselves parecía como un rayo de energía maniaca y despertaba el interés de todo el mundo. Después de girar con ese disco y lanzar una colección de rarezas y canciones inéditas, Maus se retiró del centro de atención público, volviendo a sus actividades académicas. Años más tarde, después de terminar su doctorado en Filosofía Política, empezó a construir sus propios sintetizadores modulares, grabando las placas de circuito impreso, soldando componentes y ensamblando paneles, hasta que tuvo un instrumento que igualaba su visión. Su música es un algo altamente mutable. Aunque a menudo se describe como retro-futurista en nombre de las máquinas de ritmos de los años 80 y los sonidos de sintetizador empleados, la música de John es más personal que nostálgica. Está más interesado en buscar la cadencia, a través de su amor por la polifonía renacentista y la experimentación detrás del post punk. Es una amalgama de ideas musicales tan radical como su intención.

Screen Memories fue escrito, grabado y diseñado por Maus durante los últimos años en su hogar en Minnesota, conocido genialmente como Funny Farm. Es un lugar solitario situado en las llanuras del maíz del medio oeste americano rural. El paisaje es tan majestuoso como austero y, inevitablemente, las temperaturas del invierno bajo cero se deslizan en las canciones, al igual que las avispas zumbantes del verano.

John Maus presentará Screen Memories por primera vez en Barcelona acompañado de una banda en directo.

DREW MCDOWALL (industrial, experimental, USA)

Crecido en la Escocia de 1970, McDowall cambió la violencia diaria por el agresivo autoexpresionismo del punk, formando su propia banda en 1978 llamada The Poems con su entonces esposa Rose McDowall. Este proyecto le llevó amistarse con Genesis P-Orridge, David Tibet, e incontables otros personajes que habitaban el reverso escondido de la Inglaterra de finales de los 70 y principios de los 80, hasta que terminó formando parte de Psychic TV. Más tarde, McDowall se estableció como un miembro a tiempo completo del conjunto arcano y esotérico conocido como Coil. Su impacto en el sonido de Coil se hizo evidente a medida que los lanzamientos se transformaron de su primeriza firma avant pop a una imprenta electrónica más compleja, metódica y cada vez más abstrusa.

Más recientemente, Drew McDowall se encontró viviendo en la ciudad de Nueva York, donde comenzó a contribuir a la escena musical local. En 2011, junto a su amigo y colaborador Tres Warren (Psychic Ills), McDowall comenzó a explorar su pasión por el zumbido meditativo y los patrones de sonido abstractos en su proyecto Compound Eye. El trabajo de producción de McDowall también ha proporcionado al mundo de la música algunos de los remixes más sobresalientes para bandas como Nine Inch Nails, Azar Swan y Long Distance Poison. Fuera de sus tareas colaborativas, McDowall se ha forjado un público como artista en solitario, estableciéndose como un eje clave en la música electrónica de Nueva York. Dais Records publicó su álbum de debut, titulado Collapse, en 2015, y recientemente ha editado Unnatural Channel, dos trabajos sobresalientes que ponen a Drew McDowall en el lugar que merece en la historia de la música electrónica experimental.

PUCE MARY (noise, industrial, Dinamarca)

Intimidantemente personal, aunque nunca permitiendo que la introspección se quede sin objetivo, Puce Mary logra honrar la historia de la música industrial y el noise mientras que simultáneamente la transforma. Su música es dura, pero la agresión de las composiciones nunca se siente innecesariamente exagerada o irrelevante. Pese a su juventud, cuenta con una discografía impresionante y una sólida carrera en vivo. Puce Mary se ha manifestado como una voz clave en la nueva música electrónica experimental.  “The Spiral” es el tercer LP de Puce Mary para Posh Isolation. Sigue donde lo dejó con el aclamado “Persona” en 2014, vinculando al oyente con una estrecha red de sintetizadores agudos, percusión martilleante, voces oscurecidas, grabaciones de campo y ruido abrasador.

WIND ATLAS (post-punk, industrial, psych-folk, Barcelona)

“Lo que vi fue la vida mirándome”.

Materia cruda e indefinida perfectamente construida. Lo grotesco se dejó ver. Una ficción como cualquier otra. Igual de real que cualquier otra. Notar lo extraño es hacer visible la descontextualización. La extrañeza nos hace conscientes de la construcción en la que todos participamos. Extrañarse es percibir y reconocer lo exagerado: comer con las dos manos, ir al pozo y encontrarlo seco, decir una palabra en voz alta estando solo. Wind Atlas presentan “Ostranenie“, una obra compuesta expresamente para la quinta edición del festival Cønjuntø Vacíø.

CIARRA BLACK (techno, noise, USA)

Ciarra Black, creadora del sello No-Tech, es una productora y DJ establecida en Brooklyn, Nueva York. Nacida en Nueva Jersey, sus gustos iniciales estuvieron influidos por la escena musical local de la ciudad vecina, Filadelfia, asistiendo a conciertos de punk, noise y de música de baile desde muy jóven. Fue allí donde formó el dúo Appetite con Jane Chardiet y comenzó a tocar en los clubs más underground de la ciudad. Se trasladó a Nueva York en 2012, convirtiéndose rápidamente en una residente muy solicitada en lugares como el Bossa Nova Civic Club, el Trans Pecos, el Good Room y multitud de raves en Brooklyn. Sus sets de live hardware son genuinos paisajes sonoros improvisados ​​- rítmicos y ruidosos, viscerales y embriagadores, canalizando sus influencias pasadas, presentes y futuras en un sonido que es verdaderamente suyo. Ha actuado en vivo en innumerables lugares, entre los que destacan MoMA PS1, el Museo de Bellas Artes de Boston, Smart Bar Chicago, Output e innumerables warehouses por todo Brooklyn – compartiendo cartel con artistas como Headless Horseman, Drew McDowall, Varg, Young Male, etc. El año pasado lanzó su álbum de debut, Pendulum (No-Tech), elogiado por The Quietus como “… más cercano a la electrónica vintage de Throbbing Gristle records que cualquier otra cosa” y de Adhoc como “… el power electronics y los ritmos de baile refinados se unen en un debut maduro y enfocado”.

 

ACCIÓN DIPLOMÁTICA (synth-pop, Valencia)

‘Detrás de toda acción diplomática hay siempre una guerra encubierta. Rosas para los valientes.’ Tras “M” (Røam, 2015) y “Olympia” (Cønjuntø Vacíø, 2016), Acción Diplomática presentarán los temas de su primer larga duración en directo.

FATAMORGANA (synth / new wave / Barcelona)

Fatamorgana es un fenómeno de ilusión óptica que aparece en el horizonte o en el desierto. Los objetos lejanos aparecen reflejados en una superficie lisa como si se estuviera contemplando una superficie líquida que, en realidad, no existe. Creada por la reflexión total de la luz al atravesar capas de aire caliente de diferente densidad provoca la percepción de la imagen invertida. En el Cønjuntø Vacíø #5, Fatamorgana aparecerá y fluirá en su nueva forma por primera vez. Con sonidos oníricos de sintetizadores, voces circulando alrededor de los ritmos bailables os invitará a contemplar y moverse.