Jairo Zavala demuestra en sus orígenes malasañeros que su proyecto personal, Depedro, está más que consolidado. Noche de madurez musical, derroche de artesanía vocal y guitarrera ante la entrega de un público que sorprendió al madrileño que más suena a frontera. Por HELENA VILLAR

Depedro

Gira de Depedro 2013: La Increíble Historia De Un Hombre Bueno

Esta es La increíble historia de un hombre bueno. Realmente bueno.  El título del tercer álbum de Depedro no podía ser más predictivo de la que está siendo su gira presentación, y el concierto en la ciudad que le vio crecer como artista, recoge su esencia. Quizás por esos comienzos, sólo quizás, Jairo escogió como inicio el tema De cómo empezamos en una abarrotada sala But. Lo hizo solo y no fue lo único en que apostó, también escogió comenzar con canciones sólo del nuevo disco. Grabado en Tucson, Arizona, al amparo de los Calexico, los temas suenan a pop-rock de frontera mestizo, a country, a folk, a ritmos latinos, a experimentos y experimentados. También suenan a compromiso. Sus letras están dedicadas al enigmático hombre bueno del título, esos “superhéroes sin capa” que para Jairo, nos rodean en el día a día.

[youtube id=”HXrxeVNgm_g” width=”600″ height=”350″]

Con la banda ya en escena, el directo subió de tono. También el público, que enloquecía con cada tema, sobre todo con los más antiguos y conocidos como Nubes de papel o Te sigo soñando, éste último con especial lucimiento al acordeón del también trompetista Raúl Marques.  La memoria, Una vez más, Ella sabía… Los kilómetros recorridos y las credenciales que dan años de profesión –primero como guitarrista, después como cantante- parecían algo olvidado por un exultante Jairo, que no disimulaba la sorpresa que le producía una multitud tan entregada. Y es que Jairo Zavala es una persona que utiliza con insistencia la palabra pequeño al introducir sus canciones. Como si lo pequeño no pudiese crecer y hacerse grande… De repente, como uno de los nuevos temas, roquero, que recuerda a sus inicios en La Vaca Azul.

Depedro también juguetea con lo electrónico. Una vez más es prueba de ello. Tiene mucho que ver Lucas, al teclado, líder del grupo Pez Mago y presentado por Jairo como “mi hermano”. La conexión entre ambos es más que evidente y Lucas incluso puso voz durante el concierto a You and I, tema que en el nuevo álbum Jairo interpreta junto con Bernard Fanning.

[youtube id=”WWvAIz1tTQE” width=”600″ height=”350″]

 Si hay algo que le sale bien a Depedro son las versiones y una de ellas protagonizó el momento de no retorno. Fue La llorona, ésa canción que estremecía en la voz de Chavela Vargas y que Jairo dedicó a su mujer. Después vinieron Como el viento o la adaptación de la cumbia colombiana El pescador.  Fue entonces cuando se despidió, de forma poco creíble ante un público con ganas de más que sabía que aún le quedaban éxitos en la recámara. La pregunta era cuáles… Fueron tres: el homenaje a El Lichis, Miguelito;  la aclamada Diciembre; y  Comanche, que dejó como aviso de seguir dando más guerra.

Fotografía del concierto en Madrid // Depedro (Página FB)

Fotografía del concierto en Madrid // Depedro (Página FB)