Seguramente habrán pocas dudas a la hora de señalar a Dexist como uno de los proyectos más inquietos e interesantes del panorama underground local. Integrado actualmente por Dispël y Àlex Almarza, el proyecto ha sido en cierto modo una de las cabezas visibles del Colectivo Musarañas, uno de los que más hace por la visibilidad de los grupos de la escena subterránea, gracias a su faceta como sello discográfico y como promotora de conciertos en diferentes salas de la ciudad. Tras algunos cambios de sonido y diferentes retoques en la formación -de sus diferentes etapas hablamos aquí y aquí-, Dexist han dado con su nuevo trabajo “una vuelta de tuerca a su sonido“, con el que culminan su senda electropop-synthwave, al tiempo que reafirman la esencia post-punk marca de la casa que ha acompañado a la formación desde sus primeros tiempos.

Tras participar en el recopilatorio de La Nada Monotemas (La Nada Colectiva, 2017) a finales del año pasado, Dexist le han dedicado este 2018 a sentar las bases de su nuevo sonido, un viraje que arrancó con la pegadiza ‘Tu Juego Perfecto” y que ha culminado con Los No Lugares (Musarañas Records, 2018), trabajo  que vio la luz el pasado mes de mayo, y que nos sirve para charlar con ellos sobre el camino recorrido hasta la fecha.

Entrevista: R. IZQUIERDO | Fotografías cedidas por Dexist

‘Los no lugares’ es vuestro nuevo trabajo. ¿En qué crees que se diferencia más de los anteriores discos de Dexist? ¿Marca la línea a seguir del grupo?

La diferencia principal es la inclusión de sintetizadores, bases electrónicas y el enfoque hacia un pop de tipo oscuro, es decir, el sonido final del disco. Hemos intentado romper el concepto anterior, y reinventarnos por completo. Diríamos que sí, es la línea que vamos a seguir, la cual encaja con lo que nos gusta y que creemos que nos puede complementar bien.

Quería preguntaros también por la evolución de la banda, marcada por las tres grabaciones previas. ¿Crees que cada publicación ha reflejado una etapa vital del proyecto?

Probablemente cada grabación reflejaba la etapa en la que estábamos, la coyuntura, pero sobre todo, a los miembros de ese preciso momento. El proceso de esos tres grabaciones, fue el clásico, componer, tocar los temas, grabarlos y luego tocar, en los cuales formaban parte todos los miembros de la banda. Con “Los No Lugares”, el proceso ha sido completamente diferente, cosa que además nos hace sentir bastante cómodos.

Dexist se ha revelado en cierto modo como un proyecto personal: ha disfrutado de varias formaciones y actualmente se presenta como proyecto a dúo. ¿En qué crees que ha variado más la manera de trabajar las canciones? ¿Qué proceso de grabación seguís ahora que sois dos?

No nos gustaría llamarlo como personal, Dexist siempre ha sido una banda, la cual, por muchas circunstancias, ajenas al avance del grupo, ha tenido que ir adaptándose de forma camaleónica al momento. Ahora hemos subvertido el orden, ha sido todo un bonito experimento. Digamos que Àlex propone las bases, se encarga más de la composición, y pasa a Dispël un primer boceto de la canción, a través del cual se compone la letra y el estilo vocal, se graba, se le da forma a la canción y a raíz de ahí, comenzaríamos con el trabajo de mezcla y posterior máster.  Es una forma de trabajar mucho más libre, sin ataduras y que da para hacer y deshacer todo lo que desees.

‘Tu Juego Perfecto’ fue presentada como la como canción introductoria del disco, un single de presentación que suponía casi un punto y a parte en la trayectoria del proyecto. ¿Cómo fueron los preparativos previos a la grabación al disco? 

La grabación en esta ocasión ha ido ligada a la composición: ahora grabo esta pista, pongo una diferente en su lugar, meto más pistas de voz, me lo vuelvo a cargar todo, e incluyo cosas diferentes, etc., y así. Todo lo hicimos siendo un dúo, y deshechamos pocas canciones, todo lo  aprovechamos. El escoger “Tu Juego Perfecto”, fue justamente por eso, ya que íbamos a hacer algo diferente, queríamos dar un golpe sobre la mesa con una canción que rompiera con lo anterior, así como con una estética de ruptura, animados por gente del entorno Musarañas, los cuales, tras darnos su opinión, nos incitaron a presentarlo con ese corte. Pese que a todo lo hicimos siendo dos, en los directos contaremos com Stefan Häublein (Profesor de música y batería de Ava Adore, Tv Smith…) a las baquetas, cosa que nos flipa y le da al directo el punch y empaque necesario para llevar el show más allá de lo que nos pensábamos.

Siguiendo un poco lo mismo, ¿afrontas la salida de este nuevo trabajo como un nuevo inicio para Dexist?

Sí, pese a que Dexist, para nuestro parecer, debería de haber arrancado de otra manera, y haber contado com más apoyos y conciertos fuera del underground más DIY (todo lo hemos tenido que hacer y currárnoslo nosotros)…sería un nuevo inicio. También era la idea que tenía Dispël en 2013, a la hora de formar la banda, y que nunca se formalizó, el ser un grupo que pese a ser post-punk, estuviese más enfocado en el pop, con sello distintivo próprio y llegar a un tipo de público más amplio.

Dispël, Dexist se ha movido siempre por una línea editorial próxima al post-punk, algo que casa con tus propios grupos musicales, que explotas también en tu faceta de Dj. ¿Cuándo empezaste a escuchar música?

Dispël: La  verdad es que la miica ha formado parte siempre de mi, comenzando en casa, donde he crecido desde peque escuchando a grupos tan diversos que van desde The Cure, Joy Division, Midnight Oil, pasando por bandas punk o hardcore, hasta bandas m pop o electricas como Everything But The Girl o The Chemical Brothers…en gran parte gracias a mi entorno y al vivir en una zona cor ha sido creciente, cada d estoy m pendiente de sonidos nuevos y recuperar viejos ya olvidados…  digamos que es marca de la casa, y que soy un puto culo inquieto.

Dexist

Dexist, en una imagen promocional reciente

Volviendo a ‘Los no lugares’ me gustaría centrarme en el trato que le dais al sonido, Sintes, reverbs, guitarras… El hecho de ser dos, ¿hace que varíe la manera de afrontar esos registros?

En primer lugar, el ponernos de acuerdo es más que fácil y fluye todo por sí solo, y eso es más que genial. Siempre lo habíamos hecho todo pensando en que íbamos a ser sólo dos en el escenario, y por eso preferimos darle un toque más minimalista, centrarnos también en cosas que pudieran ser interesantes para incluir proyecciones y atmósferas densas…y pese a que ahora vemos que podemos incluir más miembros en los directos, el concepto de sintes, bases, guitarras y reverbs nos sigue pareciendo la estela a seguir. Quizás, puede estar bien algo más de ritmo, pero este camino nuevo es el que nos hace sentir cómodos, que puede sacar nuestro mayor potencial como grupo. Además, funciona bien en directo, ese feedback lo pudimos ver con el público el pasado junio en Freedonia, así como en la acogida que está teniendo en redes y plataformas digitales, lo cual no se compara con nada de lo hecho anteriormente.

¿Difirieron mucho las canciones respecto a los bocetos y maquetas previas a la entrada en estudio?

Podríamos decir que variaron, pero teníamos muy claro hacia donde queríamos avanzar, y cuales eran nuestros referentes.  Teníamos el objetivo de incluir un elemento más pop, pero sin olvidar la esencia más retro u oscura que siempre nos ha caracterizado, y la cual fue siempre una razón de ser para el grupo…el utilizar elementos pretéritos pero en el momento actual y con matices propios de este momento. Por eso a la hora de fijarnos en grupos, nos hemos fijado tanto en bandas de los años 80 como en grupos emergentes y consolidados de la actualidad.

El texto introductorio al disco sitúa bien el estado anímico de la publicación, creo que es un buen complemento para el álbum. ¿Tratas de plantear tus discos como trabajos conceptuales?

Nos gusta que todo tenga un sentido y cuidar esos detalles. La idea inicial era centrar el disco en la temática de la ciencia ficción e incluir proyecciones sobre ésto, de ahí canciones como “1984”, pero Dispël tenía otras cosas que decir, y nos limitaba mucho la idea a la hora de hacer algo con cara y ojos. Podríamos decir que este disco narra un momento concreto de nuestras vidas, y es la grabación que más cosas lleva de Dispël en cuanto a actitud, letras y emociones, y ha servido un poco como vía de escape y auto-reafirmación. Además, el concepto “Los No Lugares”, casa muy bien con la banda, la cual siempre se ha movido un poco en el abismo, solos ante el peligro,  guardando banquillo y en que poca gente nos haya hecho caso. Es una forma de decir, aquí estamos, os guste o no, y lo que hacemos merece la pena.

Dispël, actualmente alternas su rol en la banda con todo el curro que lleva a cabo en Musarañas, uno de los colectivos que más hace por la visibilización de proyectos emergentes. ¿Cómo recuerda sus primeros pasos en la música, sin el soporte de un colectivo como Musarañas, y en qué se inspiró para poner en pie la iniciativa, con la que habéis sacado material de bandas como Pedro Parque? 

Dispël: Los inicios montando bolos, los recuerdo como sorprendentes, y es algo que espero no perder, la capacidad de sorprenderme y apasionarme. Comencé, y por circunstancias de militancia, en el mundo de los CSO’s, montando diversidad de conciertos y fiestas, allá por el año 2004, y dónde todo era una experiencia nueva, conocer a gente genial, aprender, momentos de júbilo, otros más de chasco, etc. Con el tiempo, por tener otras inquietudes estilísticas, y ver que las propuestas que podía ofrecer no cuajaban, decidí buscar otros espacios en mi ciudad, comencé a llevar la programación de pequeños garitos, y eso me obligó a tener que montar todo desde un enfoque más profesional, comenzar a tener tratos con prensa, otros colectivos, dj’s, etc. Aunque siempre me hubiera gustado trabajar con más gente antes, no se dio el caso ni veía el entusiasmo necesario, hasta que no conocí a mis compis, Adri y Dani…y tras montar festis, deficitarios, completamente solo, como Indellà o el Festival Aislado, los cuales me desbordaron por infinidad de razones, todo se alineó para que tuviéramos una charla entre cervezas y lluvia de ideas, y formalizáramos entre los tres el proyecto de Musarañas. Yo creo en lo personal, en la gente, y por mi parte, los que me inspiraron, fueron ellos dos, este proyecto tiene cosas de los tres, somos muy meticulosos, lo hablamos todo, somos hiper amigos, y eso es lo que lo hace grande y nos hace crecer como personas, como unidad y como proyecto.

De hecho, tu labor en Musarañas seguramente ha ensanchado el tejido de escena en el que pueda moverse: has podido colaborar con muchos grupos y eso siempre suma. ¿Qué es lo que más valoras de esa experiencia?

Dispël:  Por supuesto, lo que más, conocer gente extraordinaria. Podremos tener pasta, no tenerla, tener mil etapas, soluciones y problemas, pero el conocer personas estupendas, las conversaciones, los agradecimientos, el buen feedback, la experiencia, eso no me lo quita nadie y se queda en el coco para siempre. También creo que esto sirve para exponer al público, pero sobre todo a las bandas, que hay formas diferentes de hacer las cosas, mostrando que desde el trato y el apoyo, se pueden hacer grandes cosas, alejadas de la relación clásica del “promotor – músico”. Todo esto, además, ha hecho que además hayamos tenido que buscar una vía extra, com grupos que consideramos ya de nuestra familia, y lanzar Musarañas Records, como vía paralela para esos proyectos que consideramos que son necesarios en la escena y que no se les escucha.

Meses antes de la salida del disco colaborasteis en nuestro recopilatorio ‘Monotemas’ con No Tenim Por, tema que posteriormente pusisteis en vuestro Bandcamp con fines benéficos. ¿Qué podéis contarnos sobre el contexto (social/político) del tema?

Sí! Y la verdad que fue un maldito placer el poder colaborar con vosotros, y sobre todo, gracias por vuestro empuje. Y bueno, esa canción surgió porque justamente la estábamos componiendo y matizando en los días del atentado de La Rambla de 2017, y bueno, Dispël quería aprovechar ese momento de rabia para escribir una letra, pero como no queríamos ser pretenciosos, quisimos darle un enfoque solidario y necesario, con algo que venía de la raíz del problema, el tema de los refugiados. Como siempre, el horror no entiende de patrias, y siempre acaban pillando los mismos, la gente inocente, que por culpa de intereses geo-estratégicos y económicos, así como de cuatro fanáticos poderosos…ha de huir de sus casas con lo puesto y encima están siendo abandonados por mar y tierra, apalizados, señalados y dejándoles morir, simplemente por no ser cristianos, europeos, blanquitos y gozar de buena posición económica. Es una maldita vergüenza,  el que pasen este abandono y que se tengan que encargar de ellos organizaciones autónomas o por cuenta propia. Ya sea, por desconocimiento y prejuicios, amplios sectores de la sociedad, ven esta situación con buenos ojos, y es lo que da más miedo. Ya nadie se acuerda que en el 39, nos trataron como ratas en Argelés, huyendo de una sangrienta guerra que todavía tiene cicatrices abiertas hoy en día, y que todos podemos ser refugiados en cualquier momento.

Y ya para acabar, ¿qué planes a medio plazo fijáis para la banda?

Una cuestión clave, dar un paso más allá en cuanto al tema conciertos, y salir un poco del circuito en el que hemos trabajado, ya que creemos que nuestra propuesta puede ser más que válida para cualquier festival, tocar en cualquier escenario y queremos mostrarlo. También tenemos en mente más videoclips, así como, llevar a cabo un EP con remixes del disco, en lo cual ya hemos comenzado a ponernos de acuerdo con dj’s y productores que conocemos para que se pongan manos a la obra. Y además, estamos comenzando a componer un nuevo EP, el cual seguirá con la línea del disco y significará consolidar aún más este sonido.

Escucha Los No Lugares de Dexist en Bandcamp: