Ganges

Ganges – Lost Æsthetics 

Asentados en Madrid, Ganges es la propuesta musical de Teresa Gutiérrez, Álvaro Berceruelo y Jorge Aylagas. Su propuesta musical oscila entre sonidos electrónicos y orgánicos, y tal y como ellos mismos apuntan proyectan melodías “nostálgicas y medios tiempos“. Con ese ánimo han presentando Lost Æsthetics, su primer trabajo.

Grabado en El Invernadero de Brian Hunt con producción de Joshua Diaz, sus primeras canciones publicadas se sumergen en  un dreampop envolvente y se dieron a conocer a principios de curso, tocando desde entonces varios conciertos en la ciudad de Madrid, logrando colarse entre las propuestas del Proyecto Demo impulsado por Capitán Demo este 2017. Aprovechamos sus últimos conciertos en Madrid para charlar con ellos sobre la evolución del proyecto, que  nació como el proyecto personal de Teresa, reforzado estos últimos meses gracias a la salida del álbum, una carta de presentación más que solvente, que debería servir para posicionarlos a lomos de una propuesta honesta y adictiva, llamada a ir a más. Charlamos con el grupo sobre la evolución de GANGES, al tiempo que recuperamos el clip de Hound, publicado hace ahora un año y medio.

TEXTO: RUBÉN IZQUIERDO | FOTOGRAFÍAS: JUANJO MARBAI

Empezando con un tópico, ¿qué tal si nos contáis los orígenes del grupo?

TERE: GANGES nace cuando cobré mi primer sueldo, allá por 2014, y lo empleé en grabar una maquetilla de 3 canciones que tenía compuestas desde hace tiempo. Más adelante, en marzo de 2015, coincidí con Jorge [batería] de casualidad en un avión yendo a Tenerife (era mi viaje de fin de máster y él estaba trabajando allí, muy random todo…) y le comenté la idea de formar la banda. Nos conocíamos de hacía tiempo, de otro grupo que habíamos tenido con más gente, pero se disolvió y habíamos perdido el contacto totalmente, así que ese vuelo nos volvió a unir para formar GANGES. A la vuelta de ese viaje, le comenté la idea a Álvaro [bajo, sintetizador y coros], amigo desde hace tiempo con el que compartía nuestra pasión por la música. Así que nada, en junio de ese año (2015), Jorge volvió a Madrid después de sus andaduras por Tenerife y arrancaron los primeros ensayos de GANGES.

Electrónica, dreampop… como decís en el dossier de prensa os movéis entre melodías envolventes. ¿Cómo os gusta preparar las canciones? ¿Qué línea evolutiva ha llevado el grupo hasta la salida del EP?

La verdad es que ha cambiado mucho nuestra música desde esa primera maqueta que grabó Tere hasta hoy. Siempre hemos tenido un poco en mente el estilo que queríamos tocar, que era un poco importar de tierras anglosajonas el estilo dreampop de bandas como the XX o Lykke Li. Era un sonido que nos encantaba, pero no éramos capaces de encontrar nada parecido en España. Fue un proceso largo porque veníamos de tocar música 100% orgánica y la electrónica era un mundo desconocido para nosotros, por lo que empezar a introducirla fue todo un reto. A la hora de crear canciones, partimos de la base que compone Tere. A partir de ahí, empezamos a construir todos, a darle vueltas a los sonidos, ritmos, a todo. Los tres opinamos sobre todo, y hasta que no estamos 100% satisfechos, no paramos de cambiar cosas. Hay veces incluso que cuesta ponerle fin a una canción, somos muy exigentes con todo lo que hacemos.

Habéis recalcado el sentido nostálgico de las canciones. ¿Buscáis prefijar un estado de ánimo en vuestras composiciones?

No buscamos prefijar un estado de ánimo concreto. Sí es verdad que, por lo general, nuestras canciones son más de sumergirte en ellas y sentirlas que de ponerte a saltar con tus amigos. Puede ser que haya canciones que sí tengan sentido nostálgico, como es el caso de Rosy Retrospection, cuyo título es un término anglosajón que hace referencia al hecho de que en algunas ocasiones recordemos ciertos momentos mejor de lo que realmente fueron. Pero intentamos no ceñirnos a un sólo estado de ánimo.

En 2016 tocasteis mucho por Madrid. ¿Os costó abrir hueco en el circuito local? ¿Cómo recordáis los primeros conciertos?

Pues costó menos de lo que esperábamos, la verdad. Después de los primeros conciertos a la gente le llamaba mucho la atención y nos paraban mucho nada más terminar para darnos la enhorabuena por ser “algo distinto y elegante”. Esto es bueno porque hacemos un estilo que hemos visto que gusta en general, tanto a la gente muy metida en el mundo de la música como a los que no tienen la música tan presente en sus vidas.  En los primeros conciertos estábamos nerviosos por cómo recibiría la gente un estilo tranquilo y diferente a lo demás, pero la verdad que en muy poco tiempo sentimos el apoyo de la gente que venía a vernos y eso nos ha ayudado mucho a ilusionarnos con el proyecto y dedicarle cada vez más tiempo.

La presentación oficial del EP fue el pasado 1 de abril. Imagino que fue especial para vosotros: poder dar a conocer las canciones del EP culmina todo el trabajo previo realizado con anterioridad. ¿Cómo perfilasteis el EP? ¿Buscasteis una estructura en concreto? ¿Quedaron fuera muchos temas?

Sí que fue un día muy especial para nosotros y, además, tuvo mucha mejor acogida de la que esperábamos. Efectivamente fue la culminación de un proceso de muchos meses que empezó cuando decidimos montar un crowdfunding para financiar este primer EP. Además, con el éxito que tuvo, nos esforzamos mucho en hacer material de calidad, tanto el propio EP como todas las recompensas para los mecenas que hicieron que casi llegásemos al doble del objetivo de financiación. Para el EP la verdad es que fue nuestra primera experiencia de grabación seria como grupo, fuimos al estudio El Invernadero de Brian Hunt (productor de artistas como Russian Red o Anni B Sweet) de la mano de Josh Díaz (baterista de Hola A Todo El Mundo) y entre los cinco le dimos forma al EP. Fuimos con una preselección de temas que queríamos grabar, pero en el propio estudio hicimos el descarte final. La verdad es que sí que tenemos bastantes más temas de los 4 del EP (podéis comprobarlo en nuestros conciertos), pero bueno, ahí están esperando a salir como singles, como más EPs o, idealmente dentro de un primer LP.

Vuestros referentes son anglosajones,  y a uno le da la sensación de que fuera os podría ir tan bien como aquí, no parecéis un grupo que aspire a quedarse en un un nicho local. ¿Es una prioridad para vosotros daros a conocer fuera? ¿Qué recorrido a medio plazo le veis al grupo?

Es cierto que absolutamente todos nuestros referentes son anglosajones. Es un estilo de música que está funcionando muy bien fuera de nuestras fronteras y cada vez hay más artistas que se suman a este sonido. En principio queremos encontrar el hueco que puede tener este género dreampop en España, ya que realmente creemos que tiene muchos seguidores pero pocas bandas locales que lo practiquen. Pero obviamente nos encantaría también darnos a conocer fuera, todo lo que sea ampliar fronteras y crecer artísticamente es bueno para cualquier banda. También tenemos que añadir que lo próximo que grabaremos será un single en español, que lo pudimos tocar hace cosa de un mes en directo en Radio3 y lo presentamos el pasado 1 de abril, y parece que a la gente le ha gustado mucho el sonido dreampop en nuestro idioma. Vamos a grabarlo tranquilamente y ver cómo funciona, pero no descartamos probar a castellanizar el dreampop y ver si tiene su hueco en el panorama musical español.

Os han seleccionado para el festival MADCOOL. ¿Cómo vivistéis el proceso? ¡Imagino que meterse entre 800 candidatos fue todo un subidón!

No tenemos palabras para describir lo que fueron esas dos semanas… Empezó cuando vimos que el Mad Cool anunciaba el concurso para bandas emergentes, y para presentarse había que poner un enlace a algún vídeo. Nosotros teníamos algún vídeo de cuando empezamos, pero ninguno nos entusiasmaba. Así que decidimos hacer un vídeo exprés de una de las canciones del EP. Alquilamos algo de material de grabación y JuanjoMarbai (que nos acompaña en todo y se encarga de todo nuestro material visual) se curró un vídeo en uno de nuestros ensayos y lo montó en tiempo record para poder presentarnos a este concurso. Vimos la cantidad de bandas que se presentaron (más de 800 en cosa de 4-5 días), y algunas que nosotros ya incluso llevábamos siguiendo un tiempo y la verdad es que perdimos un poco la esperanza de ser elegidos. Pero cuando el jurado profesional hizo la primera criba y vimos que estábamos entre los 50 finalistas, no nos lo terminábamos de creer. No había pasado ni una semana desde que nuestro primer EP estaba publicado, y ya nos habían elegido entre más de 800 bandas como candidatos a tocar en un festivalón de la talla del Mad Cool.  A partir de ahí empezó la semana con más estrés de la vida de GANGES. Empezó la votación popular para ver qué 10 bandas finalmente tocarían en el festival. Tuvimos que movilizar a todos nuestros contactos y, a su vez, a los contactos de nuestros contactos para conseguirlo, pero la verdad es que mereció la pena. El momento en el que nos dijeron que éramos una de las 10 bandas con más votos (creo que en concreto la tercera con más votos) fue una auténtica locura. Ver el nombre de tu banda en el cartel junto a artistas que has seguido toda la vida, cuando acabas de publicar tu primer EP menos de dos semanas antes, de verdad que no sabemos explicar la emoción que sentimos… Aún no nos lo terminamos de creer. ¡Es una oportunidad única y llevamos desde ese momento pensando en el sábado 8 de julio cuando nos subiremos al escenario de Mad Cool a enseñar nuestra música!

Lo estético es importante para la manera de expresarse del grupo. En las notas comentáis que vuestro primer vídeo está en marcha. ¿Qué peso tiene la imagenería visual en vuestras canciones? (saber si empleáis proyecciones, qué sentido queréis darle al clip, etc).

Le damos la misma importancia a la música que hacemos que al contenido visual que la acompaña y generamos para redes sociales. Esto es algo que hemos hecho desde que se formó la banda y la verdad es que nos ha ido muy bien. Al principio, cuando no teníamos música que compartir en redes, lo único que podíamos compartir eran las fotos que nos hace nuestro inseparable JuanjoMarbai, y ya solo con eso conseguíamos nuevos seguidores. Cuidamos mucho la estética de todo y queremos que todo vaya en consonancia con la música que hacemos, con una estética minimalista y elegante.

Ganges, vistos por Juanjo Marbai, responsable de la apuesta estética del grupo

Y relacionado con lo mismo, ¿podéis contextualizarnos la línea estética del grupo más allá de las visuales? 

Nuestra línea estética en general como grupo se define por cuidar todos los detalles, tanto de sonido como en cualquier otra categoría del proyecto. Tanto lo visual, como lo musical, tienen los mismos tintes minimalistas para que todo encaje.  A veces hemos comentado que si la música de GANGES se pudiera materializar en un color, sería blanco; y sin embargo, en ese blanco hay cierta oscuridad. Partiendo de que se puede ser blanco y oscuro a la vez, creemos que nuestras canciones son por un lado brillantes y limpias, y por otro, oscuras y tristes; lo cual genera un ambigüo equilibrio.

No sé si el EP lo planeáis como una carta de presentación. ¿Cuáles son los próximos pasos para Ganges?

Si, nuestro EP ha cumplido varias funciones. En primer lugar, para formalizar nuestro estilo de entre varias “estéticas” musicales de las que bebíamos (de ahí el nombre del EP, Lost Æsthetics). Y en segundo lugar, efectivamente, para que sirva de carta de presentación. Por eso hemos tenido especial cuidado en el diseño de la portada (también diseñada por JuanjoMarbai), la elección de los temas y la coherencia global del sonido.

Si arrancábamos con un tópico hay que despedirse con otro. ¿Planes de futuro inmediatos?

Hay muchos retos que tenemos en mente. Grabar más temas, sacar vídeos que se están ultimando, y por supuesto, algún día grabar un LP. Sin embargo, no tenemos prisa. Preferimos sacar contenido del que estemos 100% seguros antes que hacerlo corriendo.  Para nosotros esto no se trata sólo de música. Es un proyecto artístico que toca varios palos y que cuidamos día a día. Esa es la clave, cuidar cada mínimo detalle de todo.

Escucha Lost Æsthetics en Spotify: