Tras rescatar su primigenio Un Corazón Con Pelos Hibernales entregaban a principios de curso “Tu Casa, Mi Casa” de la mano de El Genio Equivocado

Hibernales es un pequeño milagro, en el sentido que podía no haber existido, o podía haberse quedado en un cajón. Los hermanos Bernal (Elisa y Eloy) llevaban ya un tiempecito con la idea de tocar y acabar de vestir su proyecto Hibernales, pero entrado 2014 aún no habían dado el concierto con el que arranar máquinas, al menos que yo recuerde. Lo que recuerdo es proponerle a Eloy, músico entusiasta metido en varios fregados musicales, casi siempre vinculados a la familia Hi Jauh, la posibilidad de tocar en el ciclo matinal De Quintos, que entonces coordinábamos junto a La Fonoteca Barcelona en La Nau Ivanow. La idea era seguir de cerca esa vuelta a empezar del proyecto, el lanzarse a la piscina del directo para liberar la estupenda colección de canciones que empezaban a acumular en su Bandcamp. Fue un sí pero no que nos dejó el concierto a punto de caramelo en varias ocasiones. Al final, como la historia acostumbra a ser cíclica, el camino de Hibernales acabó cruzándose con el DeQuintos, ciclo en el que debutarían ya bajo la coordinación del BiS, jugando en casa ante el público de Hi Jauh-USB.

Hay que reincidir en lo de vuelta a empezar porque el proyecto Hibernales viene de atrás. En 2012 veía la luz Un Corazón Con Pelos –reeditado en 2015 por el subsello de El Genio Equivocado Fonográfica Ayora-, una primera colección de canciones que sobrevivió a un curioso percance. “A los pocos días de acabar la grabación, en 2010, se quema el disco duro del Mac en el que estaban albergadas. Se salvan diez cortes que Hibernales publicaríamos en el Bandcamp de Hi Jauh”, ampliándose a doce en la autoedición del CD original. Tres años después de la salida del CD, cinco del incidente del Mac, Hibernales recuperaban en físico para presentar a en sociedad Un Corazón Con Pelos, al que finalmente dieron cuerpo de proyecto musical propio. Todos ganamos con aquel definitivo paso adelante, porque de allí salió el preciosista y delicado pop de cámara que son. Eloy y Elisa nos han atendido para charlar sobre su evolución hasta la fecha, lo que aprovechamos para recomendar uno de los discos más bonitos de lo que llevamos de curso. Un placer charlar con ellos.

TEXTO: RUBÉN IZQUIERDO | FOTOGRAFÍA: HIBERNALES

No os preguntaré como os conocisteis porque, claro, sois hermanos. Pero sí que me gustaría saber desde cuando tocáis juntos. ¿Cuáles son vuestros primeros recuerdos musicales?
Eloy: Recuerdo con mucho cariño las canciones que tocábamos en la terraza de nuestros padres. Básicamente versiones de grupos como Le Mans, Mercromina… Algo más tarde llegaron Low que es el grupo al que más hemos versioneado. En algún recoveco de algún disco duro guardo grabaciones de varias épocas bajo el nombre de “Tato y Prin”.
Elisa: Recuerdo exactamente lo mismo que mi hermano: cantar canciones como “En un mundo tan pequeño” o no parar de escuchar “Mi novela autobiográfica”… Eloy me ha influido muchísimo en la música, y de hecho el primer concierto al que fui fue a Dominique A de la mano de mi hermano.

Siguiendo un poco con eso, saber si los roles dentro del proyecto coinciden con los de vuestro crecimiento musical a nivel personal. El hecho de haber crecido juntos, ¿beneficia el proceso creativo? ¿Cómo os repartís las tareas?
Elisa: Yo diría que nos complementamos. Mi hermano es el músico y yo pongo la voz a sus magníficas composiciones y letras.
Eloy: ¡Elisa tiene la voz más bonita que he escuchado nunca!

Hace dos o tres años hablamos para un concierto en el De Quintos, que creo que hubiese sido el primero. ¿Qué proceso hubo para que decidieseis sacar las canciones de casa? ¿Os costó preparar el directo?
Eloy: Nuestro primer concierto fue en HiJauhUSB? para un De Quintos compartiendo escenario junto a Perlita. La reedición del disco Un Corazón Con Pelos por parte de Fonográfica Ayora dio como resultado, entre otras cosas, que nos pidieran tocar en directo: hacerlo en hijauh junto a tantos amigos fue un sueño hecho realidad.
Elisa: A mí me costó un poquito más preparar el directo. No estoy tan acostumbrada a las peripecias que conlleva cantar y tocar al mismo tiempo. Con el primer disco no fue difícil, siempre hemos querido hacerlo sencillito. Con el segundo tenemos pensado dar un poco más de caña en los directos.

Vuestro nuevo disco Tu Casa, Mi Casa (El Genio Equivocado, 2017) disco se grabó “en una habitación de invitados de un piso de la calle Olzinelles”. ¿Qué podéis contarnos de la grabación del álbum?
Elisa: Esa nave espacial tiene un noséqué que te envuelve en paz y amor. Ha sido muy divertido y lo repetiría una y mil veces. Al ser una habitación de invitados, de vez en cuando tenemos que esperar a que el sonido de los coches pare. A veces se cuelan algunos sonidos de la calle, pero creo que nos gusta. El chirriar de la silla de mi hermano es un clásico. Hay canciones que no concibo sin ese sonido.
Eloy: La habitación de la música es un lugar vital. Tengo cierto diógenes en lo que respecta a acumular cacharritos que hacen cualquier tipo de sonido. Me gusta ir viendo hacia dónde me conduce cuando me siento en la silla y empiezo a tocar teclas. A veces aprovechamos otros elementos caseros para introducirlos en nuestra música: un ejemplo es el embellecedor del papel de WC del lavabo que suena a campanario si le das con el dedo y tiene la cola de sonido más larga y bella del mundo.

No sé si “cálido” es la palabra que mejor define el disco pero es un álbum al que uno puede acudir para sentirse bien. ¿Es algo que queréis extrapolar al directo?
Eloy: ¡Muy guay que te haga sentir así! En directo nos gusta emocionar.
Elisa: Totalmente. De todas maneras, creo que emocionar es algo que buscamos, o conseguimos inconscientemente. Lo prioritario es pasarlo bien y compartir el concierto de la manera más cercana con nuestros seres queridos.

Es la segunda referencia discográfica del proyecto, tras la salida previa de Un Corazón Con Pelos (Fonográfica Ayora/El Genio Equivocado). ¿Vivistéis con nervios la salida del primer disco?
Eloy: Teníamos muchísimas ganas de publicar Tu casa, Mi casa. Las canciones llevaban tiempo grabadas y el proceso hasta que vieron la luz se nos hizo largo. De hecho, a excepción de 3 o 4 todas las canciones las tocamos en directo antes de grabarlas. Poder compartirlas tanto en directo como en un formato físico es muy emocionante.
Elisa: ¡Muchos nervios! Pero con muchas ganas e ilusión de compartirlo!

Creo que el disco tuvo una gran acogida, y en las reseñas que leí se destacaban ya las letras como uno de vuestros puntos fuertes. Me gusta mucho el modo de combinar las letras delicadas de temas como ‘Por amar’ con el optimismo de ‘Gente normal rara de encontrar’. ¿Hubo debate para “ordenar” las canciones?
Elisa: Fue bastante difícil decidir el orden de las canciones. Hubo bastantes llamadas y debates en casa: ésta claramente aquí; ésta claramente allá; de la claramente aquí ahora allá y viceversa… Conseguir que el disco fluya es más complicado de lo que pensaba. Hibernales me está enseñando muchísimas cosas!
Eloy: Debate hubo hasta el último minuto: por falta de tiempo en el formato físico hay un bonus track que quedaba fuera. Dudamos en cuál debía ser la canción que no entrase en el vinilo. Te puedes imaginar: por la ruleta pasaron prácticamente todas: Tu casa es mi casa (que abre y da nombre al disco) estuvo fuera por unos días. Finalmente, Delay se quedó, por así decirlo, en la habitación. El Genio Equivocado quieren editar Tu Casa, Mi Casa en CD e imagino que entrará. Al respecto del orden de las canciones también anduvimos dándole vueltas, literalmente. La cara B iba a ser la A y viceversa, claro!

Casi todo en el disco forma parte de nuestra manera de ver el mundo

En algunas canciones, como ‘Aproximadamente un minuto’ o ‘Los pies’ las letras son breves pero intensas. En un par de discos (Roldan y Segunda Persona) se aludía al haiku como inspiración a la hora de crear las letras. No os preguntaré por ello pero si por alguna posible influencia que haya definido vuestra manera de escribir.
Eloy: Quizá el propio Peru Saizprez ha influido algo en nuestra manera de escribir. Casi todo en el disco forma parte de nuestra manera de ver el mundo. Cada uno, la suya. Te agradezco la pregunta porque con ella me pones a huevo el recomendar el Espero que dure de Roldán. Algo que me he propuesto hacer en todas las entrevistas que pueda y que, de momento, he conseguido parcialmente.
Elisa: La influencia es la cotidianidad del barrio de Sants y de la o las personas con las que se comparten las horas.

De Hibernales supimos justo cuando los grupos de Hi Jauh-USB? empezaban a tener el reconocimiento que seguramente hacía tiempo que merecían. Cronológicamente, ¿dónde ponemos a Hibernales en la cronología de Eloy?
Eloy: en mi cronología musical, al principio fuimos Los Probeta: grupo al que le debo mi vida. A principios de 2007 nos juntamos con Gúdar, ¡grupo de la vida! Y a partir de ahí, la música siempre presente: con Neleonard interpretando las canciones de Nele, mis pinitos con los Gabrieles… Hibernales da salida a las composiciones más personales, además de ser la excusa perfecta para cantar a dúo con Elisa!

Los temas del disco “se alimentan de un amor longevo y jugoso, caldeado a fuego lento en lugares poco comunes”. Es curioso leer eso en las notas porque ya en la primera canción se desprende una sensación de calidez que creo que se mantiene a lo largo de todo el disco. ¿Veis un leit motiv a lo largo del álbum?
Elisa: Es complicado ponerle un leit motiv. Primero porque creo que la música de Hibernales es un impulso que sale de las entrañas difícil de racionalizar. Y segundo, porque cada uno interpreta la simbiosis melodías-letras de la manera que le apetece, de ahí la magia de la música. Pero si hay que ponerle uno, sería la calidez de la calma cotidianidad.
Eloy: Añadiría “mantener los pies calentitos” como leit motiv.

 La música juega un papel esencialmente vital. Creo que es el medio de expresión definitivo, de los pocos lenguajes capaces de comunicar emociones sin necesidad de palabras

En “Luces rándom” cantáis que “se te ven los Primaveras en la cara”. ¿Contáis los años por festivales como Nick Hornby hacía con las temporadas del Arsenal? ¿Qué papel juega la música en vuestra vida?
Elisa: Y tanto que contamos los años por festivales! Uno de los momentos más felices de mi año es cruzar las puertas al Primavera. La música no juega un papel en nuestra vida, es nuestra vida misma, siempre compartida!
Eloy: Yo diría que últimamente, contamos las semanas por festivales. Y sobre “Festivales al uso” en mi caso, desde Benicàssim 97 al último Maldaltura he pisado innumerables campos de batalla conciertil. En mí, la música juega un papel esencialmente vital. Creo que es el medio de expresión definitivo, de los pocos lenguajes capaces de comunicar emociones sin necesidad de palabras o en el caso que las haya, puede potenciar exponencialmente cualquier verbo.

Huelga decir que estáis vinculados al colectivo Hi-Jauh pero vuestras dos referencias han salido bajo el paraguas de El Genio Equivocado, sello en el que hay bandas amigas como Hazte Lapón. ¿Cómo veis el circuito pop local? ¿Es un buen momento para el pop barcelonés?
Elisa: Es un buen momento, y Hi Jauh contribuye a que lo sea. No solamente porque organizan mogollón de conciertos con mogollón de bandas locales; o por su excelente labor en las fiestas del Poblenou; sino también porque promueve el encuentro de los individuos que están dentro de a músicas local, y de ahí han salido y seguro saldrán más ideas interesantes.
Eloy: El Corazón Con Pelos se público en un principio en el bandcamp de hijauhusb en 2012 (año en que inauguramos el bandcamp con el Homenaje a Beef). También autoeditamos un CD con las canciones que pudimos rescatar de un disco duro quemado. A Rafa y Joan les debemos todo. Gracias a su idea de reactivar el grupo con la reedición del disco (Un Corazón Con Pelos, Fonográfica Ayora 2015) nos pusimos a grabar canciones que teníamos por ahí. El Genio Equivocado da altavoz a grupos que personalmente me gustan mucho. De CVEEC y Las Ruinas soy fan. Con Hazte Lapón he llegado a tocar en directo incluso y me lo pasé en grande. Guardo con mucho cariño el concierto que toqué la batería con ellos, cómo no, en HIJAUHUSB? Al respecto del pop barcelonés, baix llobregatense en mi opinión goza de muy buena salud. Por nombrar algunos grupos cercanos y muy activos: Tronco, Tirana, Neleonard, Doble Pletina, Hidrogenesse, Alberto Montero o los propios Hazte Lapón.

Voy acabando. ¿Qué podéis contarnos del artwork?
Eloy: ¡Mucho! Esencialmente da nombre al disco. Gema Rupérez es una artista que admiramos profundamente y mientras ella quiera, será la responsable de las portadas de nuestros discos. Otro artista que nos encanta es Guille Mendía con quien también trabajamos. Guille es el artífice de las portadas de los singles Tu casa es mi casa y Por amar. Tanto Gema como Guille tienen una imaginación que desborda (la propia imaginación).
Elisa: El artwork de Gema y Guille completan el disco. No sé cómo se lo hacen pero sus mentes están perfectamente sincronizadas con la música de Hibernales!

Escucha el nuevo disco de Hibernales en Bandcamp: