Tras la edición en 2014 de Wolves y la creación de su propio sello discográfico (WeAreWolves Records) I AM DIVE volvían a ser noticia a finales del año pasado con la edición de Music For Silent Running, trabajo con el que se estrenan como compositores de bandas sonoras, firmando así su trabajo más experimental. El proyecto de origen sevillano entrega así su noveno trabajo, una aventura presentada como “una banda sonora en directo” salida de su paso por el Festival Cinemascore, organizado por la Universidad Jaume I de Castellón y Born!Music.

La banda sonora “imaginaria” complementada con las imágenes de la película Silent Running se convierte además en la cuarta referencia de WeAreWolves, tras la presentación previa de trabajos para  Unsuspected, San Jerónimo y Hi Corea!. Hablamos con Esteban Ruiz -el 50% del proyecto, completado por José A. Pérez- sobre el proceso creativo de uno de sus trabajos más ambiciosos del proyecto hasta la fecha

TEXTO: R. IZQUIERDO | FOTOGRAFÍAS: ELO VÁZQUEZ (cedidas por I AM DIVE para esta entrevista)

Habéis girado los dos últimos años con Wolves, el disco que lanzasteis en 2014. ¿Qué balance hacéis del directo?
Ha sido la mejor gira hasta la fecha. No sólo por los sitios a los que hemos llegado sino por cómo hemos trabajado desde la contratación hasta la producción; obviamente hemos tenido pinchazos y la culpa ha sido sólo nuestra porque somos sólo nosotros los que hacemos la contratación y todo lo demás… pero no sólo ha sido una gira positiva en términos estrictamente profesionales sino que creemos haber aprendido mucho y haber crecido mucho como banda, como sello y como músicos. ¡y como turistas!

La gira os ha llevado por varios países, visitando incluso Asia y América. ¿Os ha resultado fácil componer nuevos temas con un ritmo de conciertos tan elevado?
Lo cierto es que no trabajamos sobre un calendario fijo para componer, ni tampoco separamos demasiado qué canciones escribimos para qué disco; estamos siempre trabajando en material nuevo y hemos adaptado nuestras rutinas a no tener que estar en ningún sitio o momento concreto para escribir canciones nuevas. Obviamente con “Music For Silent Running” sí que hemos tenido que hacer un paréntesis y centrarnos sólo en este disco, pero también nos ha servido para re-calibrar nuestras dinámicas de trabajo y nuestra forma de afrontar la composición de material nuevo. Y eso es algo que al final será parte importante de lo próximo que hagamos.

Lo último que habéis presentado es Music For Silent Running (WeAreWolves Records, 2016), vuestro noveno trabajo en menos de seis años, tal y como indican las notas promocionales. Más allá del sentido conceptual de este último trabajo, ¿cuál es la dinámica de trabajo de I AM DIVE?
Como decía, nosotros no somos un grupo que necesite mucho para trabajar en canciones nuevas, o en nuevos proyectos. Desde el principio, y muy conscientemente, hemos dimensionado el proyecto pensando en la eficiencia y la autogestión radical de nuestra carrera, eso implica que finalmente también somos nosotros los que decidimos nuestros plazos y nuestro ritmo. Somos sólo dos personas y eso, por ejemplo, nos permite ser tan prolíficos. Básicamente, estamos siempre trabajando.

El proyecto es “la banda sonora en directo” que concebís para el proyecto que os encargan desde Born! Music y la Universitat Jaume I de Castelló. ¿Teniáis relación previa con el Festival Cinemascore? ¿Qué balance hacéis de vuestro pase por allí?
Conocíamos a José Luis Cuevas, de Born! Music, es alguien a quien respetábamos y admirábamos profesionalmente ya antes del Cinemascore, y con quien llevábamos ya un tiempo intentando hacer algo. Él nos ofreció la posibilidad de participar en el festival y nos pareció uno de los mejores conciertos de los últimos tiempos, tanto por cómo nos trataron como por el sitio donde fue y por lo contentos que acabamos todas las partes.

La película que escogistéis es Silent Running -de la que dejamos el trailer original sobre estas líneas-, en la que se nos presenta un planeta tierra sin fauna ni flora. ¿En qué creéis que encajaba más con vuestro universo creativo? ¿Qué importancia le distéis a la trama y a las imágenes para ir tejiendo la base del disco? 
A nosotros se nos había ido la cosa de las manos y andábamos dudando entre  “2001: Una odisea del espacio”, de Kubrick y “Solaris” de Tarkovsky. Fue José Luis el que nos puso los pies en el suelo y propuso una cinta menos densa y con una duración más razonable. Yo no conocía “Silent Running” y tuvimos que verla varias veces para empezar a vislumbrar por dónde podrían ir los tiros con la banda sonora; pero la verdad es que tanto a José como a mí el asunto conservacionista nos toca de cerca -digamos que somos bastante de campo- y una vez empezamos a trabajar con las ideas principales de la película desde una perspectiva más personal encontramos el paisaje en el que queríamos movernos con relativa facilidad, y las piezas musicales salieron adelante de una forma bastante fluida. Otra cosa fue producir las canciones, grabarlas y mezclarlas… pero al final, si pienso ahora en la película ya no la imagino con su banda sonora original, y eso -al menos a mí- me parece una buena señal.

.Siguiendo un poco con el disco, ¿cómo recordáis la presentación? ¿Lo concebís como un proceso recurrente?
Las dos veces que lo hemos llevado a directo han sido muy especiales, y estamos trabajando en una gira de presentación en la que nos gustaría mucho mantener esa sensación y esa atmósfera. No está resultando sencillo porque necesitamos espacios muy determinados y condiciones muy concretas, pero confiamos en que habrá un buen número de directos con este disco durante el año.

El disco se ha convertido en la nueva referencia discográfica de WeAreWolves. Imagino que ha sido especial para vosotros…
Editar en nuestro sello era el paso natural -y lógico- dadas las circunstancias. En 2013 nos dimos cuenta de que era imprescindible profesionalizar de una vez por todas la estructura que rodeaba a I am Dive. Entonces fue cuando empezamos con el sello -y a pagar impuestos en serio-. En estos tres años la idea de empresa que teníamos originalmente no ha parado de evolucionar y cuanto más vamos aprendiendo del negocio y más cosas vamos haciendo, más necesario vemos no relajarnos en este proceso de aprendizaje/adaptación. A día de hoy tenemos varias referencias editadas, además de ésta última de I am Dive (Unsuspected, San Jerónimo, Hi Corea!) y en los próximos días anunciaremos una nueva incorporación al sello que nos hace mucha ilusión. Además trabajamos codo con codo en la contratación de conciertos de otras bandas que nos encantan, como Pumuky.

¿Qué balance hacéis de vuestra gestión con el sello?
A día de hoy estamos muy satisfechos con cómo están saliendo las cosas. Todo es tremendamente complicado y más cuando haces la música que haces y trabajas con la música que trabajas y tienes que vértelas con la industria que tenemos… pero hay mucha gente trabajando muy en serio y muy bien, y creo que hay mucho camino por hacer.

El disco apareció en primer lugar en Bandcamp. ¿Qué valor le dais a la difusión digital hoy en día? 
La distribución digital es casi que lo único que queda, en España al menos. Fuera sí que hay otros mercados en los que siguen vendiéndose discos pero nosotros vendemos muy pocas copias fuera de los puestos de merchandising de nuestros conciertos. No tenemos distribución física, realmente porque no creemos que nos merezca la pena -a nosotros, en este momento- aunque sí que hay discos de nuestras bandas a la venta en sitios en los que creemos que tenían que estar, como Discos Bora-Bora en Granada o Ultra-Local Records en Barcelona. En cambio, estamos invirtiendo mucho esfuerzo y mucho tiempo en establecer unos procesos de distribución digital que funcionen y que permitan que el sello crezca en ese sentido. Vamos aprendiendo sobre la marcha y no me atrevería a decir que sabemos del todo lo que nos hacemos, pero como decía antes, vemos como poco a poco nuestra idea va cuajando y como  crecemos poco a poco. No tenemos prisa, menos mal.

Disfruta del nuevo trabajo de I AM DIVE en Bandcamp: