Mow – Wom (Subterfuge Records, 2017)

Subterfuge ha llevado a cabo estos meses una importante renovación en su catálogo. A la doble incorporación canaria de Solo Astra y Texxcoco hay que sumarle la del proyecto personal de Gabriela Casero, artista madrileña de 24 años de trayectoria ascendente, a la que descubrimos a inicios de curso con una colaboración doble precisamente con Solo Astra, que le sirvió para darse a conocer y de la que hablamos ya a propósito de nuestra entrevista con la formación canaria.

Con Solo Astra grabaría la posteriormente viral ‘Grasiah’, canción trabajada en los estudios de Brian Hunt, carta de presentación de un proyecto que parece dispuesto a terminar de madurar con Wom (Subtertuge, 2017), trabajo que sirve para terminar de expandir un sonido entre el dream pop y la psicodelia, configurando una audiencia global -apuntan desde el sello que las escuchas llegan tanto de Madrid como de diferentes ciudades estadounidenses- que ha funcionado especialmente en temas como ‘Come As You Care’, una de las aportaciones más celebradas del disco.

Mow presentará su puesta de largo con Subterfuge el próximo 20 de octubre en Ochoymedio, compartiendo cartel con The New Raemon y McEnroe, en la despedida paralela de Lluvia y Truenos. El 11 de noviembre, además, nueva oportunidad para verla en Fira Trova Prom Weekend de Castellón.

ENTREVISTA: R. IZQUIERDO | FOTOGRAFÍA: MOW

A principios de mayo estrenabas en JNSP el single de Come as you care. Tras el impacto de ‘Grasiah’, ¿sentías que el nuevo single podía acabar de perfilar la recepción del público de cara a tu sonido? 

Claro, todos teníamos en mente que en cuanto sacas un segundo tema se va creando un sentido en el que las cosas van a ir, y lo elegimos siendo conscientes de ello. No sé si los demás sentirían más presión en general, pero yo estaba tranquila. No porque me diera igual o pensase que iba a ir genial, sino porque con sólo un tema fuera no sentía expectativas o presión de nadie, como mucho por el cambio de sonido de algo más acústico a esto… pero estoy segura de que es lo que quiero.

El debut con Grasiah tuvo un impacto importante en países como USA o México. ¿Esperabas de entrada una respuesta así? ¿Qué perspectivas iniciales tenías?

No tenía ningún tipo de perspectiva, como no tengo experiencia previa con la que comparar la respuesta que hubo con Grasiah no sé qué decir a todo esto… Yo confío en la gente con la que trabajo y soy muy exigente de manera que cuando las cosas salen bien no me sorprende la verdad. Lógicamente estamos muy contentos con todo lo que va pasando y esperamos que siga así.

En alguna entrevista has explicado cómo conociste a los Solo Astra abriendo para ellos en Madrid. ¿Qué sinergias creativas mantenéis desde entonceS? ¿Cómo recuerdas los primeros ensayos con ellos?

En realidad Dani (batería de MOW y de Sólo Astra) es amigo mío desde hace años, así que no eran unos totales desconocidos. Yo soy muy tímida, y no sé si a ellos les sorprenderá, pero todavía tengo la sensación de que son los primeros ensayos y muchas veces que me quedo más callada de lo que debería. Hasta que coja confianza total (dentro de cien años) seguiremos trabajando como hasta ahora supongo. Como me da vergüenza inventarme cosas sobre la marcha como hacen ellos y además lo hago peor, hago las canciones en mi casa y ya las llevo al local para empezar a buscar entre todos lo que hacer con eso. Sí recuerdo que ellos tenían unas ideas algo diferentes a la mía y al principio la cosa no tenía un rumbo fijo. Estaba dejando pasar ensayos a ver qué salía y me desesperaba un poco pero muchas canciones de referencia después ha mejorado mucho.

Imagino que con Solo Astra has trabajado mucho en el local. Hablando de las grabaciones con Brian Hunt, ¿cómo fue el trabajo de estudio con él? ¿Qué crees que ha aportado de una manera más clara a tu sonido?

Creo que lo principal con Brian es que es flexible con nosotros y tiene muuucha paciencia. Alguna que otra vez hemos ido con las cosas en el aire y hemos salido de ahí con la canción acabada, eso ya me parece una gran aportación.

Con Brian das forma a tu primer EP, que irás publicando previamente en digital. El hecho de ir editando poco a poco las canciones antes de completar la escucha del EP no sé si hace que el sentido mismo de las canciones varíe. ¿Qué te lleva a escribir o componer? ¿Buscas reflejar la experiencia personal?

Sí, es básicamente eso, las ganas de hablar de algo. No para los demás, porque la mayor parte de las veces los temas son crípticos o enigmáticos y uno podría pensar que estoy contando algo cuando en realidad es otra cosa. Me gusta que quede mucho a la interpretación cuando hago las canciones en inglés.

¿Cómo trabajas el traslado del local al directo? ¿Te ha sorprendido algo de tu puesta a punto? 

Del local al directo no cambia gran cosa, la ropa que llevamos como mucho. De las grabaciones al directo se nos quedan bastantes sonidos por el camino, cosa que no me parece necesariamente mala. Según lo que llevamos hablando ya un tiempo el directo que tenemos ahora mismo, que se puede ver en Slapback TV, se va a ctransformar. Hemos estado hablando de cambiar una guitarra por un sampler, o un sintetizador… ya veremos qué pasa.

Grasiah contó con su propio video. ¿Qué importancia le das a o visual? ¿Buscar crear historias que apoyen o amplifiquen lo mostrado en las canciones? Y al resto del imaginario visual, ¿qué papel crees que juega en tu sonido y en la configuración de tu imagen?

Al igual que con las letras, no me gusta que todo quede claro y dar cierto mensaje en concreto. Esta claro que hoy en día la parte visual tiene mucho peso en la música para bien y para mal, un buen vídeo puede ser tan atractivo como una buena canción. La imagen especialmente de una misma cobra mayor importancia cuando se es mujer, la única norma que me pongo en todo eso es tratar de no ser sexista.

Más allá de las visitas, ¿qué feedback has recibido de Estados Unidos? ¿Te ves presentando allí a medio-largo plazo?

Justamente ayer (nota: la entrevista se realizó el pasado mes de agosto) me escribió un chico desde Nashville para saber si iríamos allí a tocar, no tengo ni idea, ojalá pronto podamos ir. Recibo mensajes de personas americanas de vez en cuando, no sólo de EEUU, también de México, Chile, Argentina… Incluso de Tokyo me han llegado a escribir. Supongo que se debe a que Grasiah apareció en la lista de Spotify de los más virales de EEUU, es guay ver que hay gente oyéndonos por esos lares.

En varias reseñas se ha comparado tu sonido a nombres como Angel Olsen. Más allá de comparaciones con las que puedas estar más o menos de acuerdo, ¿tuviste alguna referencia en tus orígenes?

Angel Olsen lleva mucho tiempo siendo una referencia para mi, en mis orígenes escuchaba mucho a los Beatles, Laura Marling, Feist… Sunday Drivers ahora que me acuerdo. Pero siempre me ha gustado buscar remixes de canciones y ver cómo se convierten en electrónica. Tengo un lado hortera sin duda.

Actualmente estáis en Subterfuge, aunque todo el proceso de darte a conocer lo viviste prácticamente desde la autogestión y la autoedición. ¿Qué recuerdas de tus primeros conciertos?

Recuerdo hacer un montón de versiones de canciones porque la gente me decía que tenía que hacerlo y yo sufría, me saltaba canciones sin previo aviso porque quería irme cuanto antes, obligaba a cantar a los demás para no tener que cantar yo tanto… No creo que sea fácil tenerme en un grupo aún a día de hoy.

Tus primeras maquetas fueron demos caseras. ¿Qué recuerdas del proceso creativo de aquella época? ¿Tenías experiencia previa grabando?

Al principio grababa con un I-pad y un programa que sólo me permitía hacer cuatro pistas y era imposible que quedasen sincronizadas, aún así para mi era una maravilla. Después me hice con un portátil que sólo funcionaba enchufado, me compré micros y una tarjeta de sonido y empecé a usar el cubase en mi cuarto sin tener ni idea de nada… Pero me parecía muy entretenido. Hacía las canciones sobre la marcha, luego tenía 20 versiones que iban de más a menos “experimental”. Echo un montón de menos poder probar cosas yo sola cuando vamos al estudio. La primera vez que fui a un estudio a grabar en condiciones ya fue con Brian y no fue tan horrible como yo me temía, pensé que me iba a morir de la vergüenza pero no pasó así que no me puedo quejar.

Escucha Wom, el debut de Mow, en Spotify: