Polseguera, en una imagen promocional | Alex Sardà

Seguramente valga con echar un vistazo a los sellos que se han animado a coeditar el debut de Polseguera para comprobar que estamos ante algo serio. Famèlic Records, Bubota Discos y Discos Walden han sumado sinergias para la edición de la primera referencia física del proyecto integrado por Tomeu Mulet (visto previamente en Beach Beach, Kana Kapila o Der Ventilator) en compañía de Sergi Egea (uno de los responsables del sello Famèlic) y Veronica Alonso, enrolada en Me & The Bees, formando así una suerte de super grupo, asentado poco a poco a golpe de ensayo.

Y es que, tal y como se explica en las notas promocionales del disco, la cocción de su primera referencia ha sido lenta, priorizando los pasos seguros a las prisas. “Después de construir con mimo las líneas de cada instrumento (un ritmo militar, un bajo distorsionado, voz taciturna, coros inmaculados y la guitarra rasgada) se autograbaron por línea re-amplificada; aceptando los límites de su conocimiento en la materia y emulando la batería con una Alesis HR-16 y una Roland R-70”, apuntan en las notas sacando punta a un proceso del que sale este Sa Mata Escrita, una colección de seis canciones con las que Polseguera se presentan en sociedad partiendo de cero tal y como el propio Tomeu Mulet nos apuntará en la entrevista, anticipando el grupo de culto que parecen destinados a ser. Tras darse a conocer en la segunda edición de La Casa Gran, abrir la nueva etapa de la sala BeGood o Barcelona o participar en el Primavera Sound de este curso, los seis temas de Sa Mata Escrita marcan el punto de partida de un grupo con mucho que decir.

Texto: RUBÉN IZQUIERDO | Fotografía de portada: ÀLEX SARDÀ

Proyecto al margen de los otros grupos en los que has tocado. ¿Cuándo empiezas la composición de las canciones que marcan el inicio de Polseguera?
Creo que las primeras canciones salieron hace cosa de dos años, más o menos. Hacía un tiempo que andaba buscando la manera de liberar de carga sesuda a las letras de Beach Beach y aprovechar para explorar influencias de sonido que no cabían allí. Siempre me ha gustado la parte más oscura de la música popular y me animé a montar un proyecto desde 0, el producto del cual recordara lo menos posible a otras formaciones en las que participo o he participado. Me apetecía hacer un ejercicio de reinvención, o por lo menos intentarlo.

Respeto a tu rol en otras bandas no sé si el de ahora es el que se ajusta más a la época en la que decidiste hacerte músico. ¿Qué recuerdas de aquellos tiempos en los que tener una banda era algo lejano aún? ¿Varía mucho la fotografía respecto a lo que te has encontrado?
Siempre he sido bastante melómano, pero recuerdo que los años previos a empezar Beach Beach, en plena edad del pavo, el hecho de tener un grupo, tocar en directo y salir de gira era algo que me daba hasta vergüenza pensar porque no me creía capaz de hacerlo. Por suerte, Pau Riutort se cruzó en mi camino y poco a poco se me fue yendo la tontería… en el caso de Polseguera, después de más de 10 años y de varias experiencias sí que volví a sentir un poco de esa vergüenza. Me daba miedo el caer  en lo típico de querer montar un proyecto personal para tener la excusa de salir siempre delante en las fotos y que al final saliera una cosa pretenciosa y pedante… por eso decidí montar un grupo y montarlo con amigas.

¿Cómo se da forma al grupo? ¿Recuerdas el momento de incorporar a Verónica y Sergi?
Como ya he comentado, empecé a componer y a dar forma de una manera más centrada, durante la primavera de 2015. La primera vez que toqué las canciones en directo fue también la primera vez que me enfrentaba yo solo con una guitarra delante de un público. Fue a finales de julio en el Heliogàbal, abriendo para Da Souza. Me lo planteé como un “exámen de sensaciones”: si estaba a gusto tocando las canciones, seguiría, y sinó, la cosa se quedaría en un plano más anecdótico. Al final salió bien y el mismo verano, después de un concierto de Me and the Bees en Flix, le pedí a Vero de tocar la batería. Al mismo tiempo, con Sergi y más amigos, estábamos preparando un grupo tributo a las bandas del Festival Hoteler, como celebración y cierre de la última edición de este. Sergi no había tenido nunca un grupo y le entraron ganas de más, me lo pidió y yo encantado.

El EP es una coedición de tres sellos. Con Famèlic y Bubota veo conexiones geográficas. ¿Cómo llegáis a Discos Walden?
Conocía a Manu de Discos Walden de hace años, de cuando tocaba con Kana Kapila (de hecho, nos editó unas cuantas cosas). Siempre me decía que le gustaban mucho los proyectos donde estaba y que, si algún día quería sacar algo en catalán, le gustaría ayudarme… le envié unas premezclas y por lo visto le convencí.

Son tres  los sellos que si tuviese que definir con una palabra sería el de honestidad, algo que creo que encaja con el valor de las canciones que habéis preparado para el EP. ¿Qué senda, a nivel de circuito de conciertos, os gustaría que sigue el grupo?
Es curioso, porque creo que esto que comentas  fue algo que nos planteamos muy al principio, ya que dos terceras partes de la banda hace años que tenemos otros proyectos y Sergi tiene mucha experiencia programando conciertos y llevando Famèlic. La verdad es que coincidimos en considerar un fallo de base que un grupo se fije como hito último los festivales. No digo que no sea una buena experiencia tocar con esos medios pero si, de alguna forma, no disfrutas del trayecto para llegar hasta ahí, creo que te estás perdiendo una parte muy bonita de tu carrera, que es donde se consolida lo que luego puedes defender en directo en un escenario grande. Con Polseguera ya hemos tocado en unos cuantos, Primavera Sound inclusive, pero creo que no hubiera sido posible tocar como tocamos ese día sin los conciertos previos en sala, donde creo que es el lugar idóneo para escuchar nuestras canciones en directo. Siempre hemos sido de conciertos a pie de público, fuertes y cercanos.

En la entrevista a Gent Normal se recogían unas declaraciones en las que dejabas claro que no querías que el proyecto fuese un grupo de jiji jaja. ¿Costó darle estructura de grupo, teniendo en cuenta que los tres estáis en varias historias? Dicho de otra forma, en forma de típica pregunta que da rabia: ¿es un grupo paralelo? ¿Vais a priorizar su salida?
Es más una cuestión de planteamiento que de objetivos. Si viviéramos en un país normal, seguramente mucha gente de la escena más o menos análoga en la que nos movemos podría vivir de la música como mínimo el año/año y medio en el que estás presentando disco, cosa que ahora mismo sólo es posible con una inversión de dinero inicial inasumible o teniendo mucha suerte. Así sí que podríamos discutir la importancia de los proyectos en los términos que planteas, pero como estamos en un lugar donde la cultura popular, más allá de utilizarse para vender cerveza, licores o zapatos no solo molesta, sinó que sufre un desprecio bastante generalizado, es más realista tomarte los diferentes proyectos musicales en términos de exploración, realización personal y hacer lo que te de la gana en ese momento… Si realmente te apetece hacer algo lo haces, luego ya se saca el tiempo de donde haga falta. Al final todo suma y se retroalimenta.

En esa misma entrevista recordabas los orígenes del nombre del grupo. Tanto éste como el del EP está ligado a tu procedencia. ¿Qué peso juega lo geográfico y Mallorca en el sonido del grupo y del disco? ¿Costó llevar a ese terreno a tus compañeros de viaje?
El peso de lo que Lluís Cabot de Beach Beach llama la placenta geográfica es evidente. Con Beach Beach también hay una parte del universo paisajístico de la Mallorca interior, seguramente por influencia de escritores como Blai Bonet, Antoni Bauçà o Andreu Vidal, pero con Polseguera quería indagar más en el ejercicio de relacionar todas esas imágenes con cierto simbolismo para, poco a poco, ir formando un “mundo” propio… además, como a Sergi y a Vero les encanta Mallorca no he recibido ninguna queja por nada de eso.

Aunque la palabra “conceptual” me de bastante grima, sí que cada grupo de canciones que escribo intento que, también temáticamente, vayan todas en un mismo saco

La formación de Polseguera, al completo | Andrew Ribas

M’hi tir es una canción que habla abiertamiente del suicido, un tema cuanto menos poco habitual. ¿Qué proceso creativo sigues para preparar las canciones? Imagino que ésta será de las más duras de preparar…
Aunque la palabra “conceptual” me de bastante grima, sí que cada grupo de canciones que escribo intento que, también temáticamente, vayan todas en un mismo saco. En el caso de este Ep, trato de una manera bastante general la idea de la realidad distorsionada y de como al ser sujetos y no objetos, nos es muy difícil ver las cosas como son. En el caso de M’hi tir, más que duro fue algo liberador porque es un tema del cual nunca me había atrevido a hablar abiertamente. Una vez conseguido, la verdad es que me sentí bastante orgulloso de mi mismo de como lo había enfocado, como si me quitara un peso muy grande de encima.

¿Condiciona arrancar con una primera canción de tono tan serio al resto de composiciones? ¿Crees que marcó el camino de un modo muy claro?
Bueno, el resto de canciones tampoco es que tengan un tono precisamente festivo. Como ya te he comentado antes, el tono de Polseguera estaba marcado de antes, aunque supongo que M’hi tir influyó de alguna manera, sí.

Antes hablábamos de como se recluta la formación. Sergi gestiona un sello y Vero lleva muchos años formando parte de un grupo icónico. ¿Qué retos hubo en ese empezar de 0? ¿Hubo mucho trabajo previo antes de encerraros a grabar?
Fue más una cuestión de “conocernos” musicalmente hablando y de ir puliendo poco a poco, cosa que seguimos haciendo, pero tampoco fue nada fuera de lo común. Trabajo previo sí que hubo, más que nada porque había la voluntad de hacer algo que no recordara ni a Beach Beach ni a Me and The Bees y tuvimos que replantear formas de tocar y de componer, pero es algo que a medida que las canciones van cogiendo forma es bastante emocionante de ver.

Os habéis encargado igualmente de la producción, lo que refuerza la sensación de EP “de autor”, por llamarlo de alguna manera. ¿Qué es lo que más habéis aprendido a hacer en esta grabación?
Era la primera vez que producía desde cero algo: nunca había abierto y trasteado programas de edición y la verdad es que he aprendido a escuchar la música de otra forma. El hecho de tener que montar una canción capa por capa ha provocado que ahora, cada vez que escucho algo que me gusta intente diseccionar el sonido para entender como está estructurada la canción.

¿Partisteis de influencias marcadas? ¿Buscabáis reflejaros en un sonido concreto?
El planteamiento sonoro, más allá de la influencia de lo “oscuro”, de grupos como Psychedelic Furs, The Jesus and Mary Chain, Echo and The Bunnymen, la trilogía gótica de The Cure, Sad Lovers and Giants, Joy Division, Décima Víctima, Furnish Time, los Ep’s de My Bloody Valentine, el primer disco de QOTSA y alguna cosa de Nick Cave…  fue que lo medios de los que disponíamos iban a condicionar el sonido, cosa que no obligaría a sacar todo el partido de nuestras capacidades para sacarlo adelante.

Detalle de la edición física del debut de Polseguera | Discos Walden

¿Qué puedes contarme de la edición física en cassette presentada por los sellos que hablábamos antes? ¿Sois consumidores del formato?
El cassete es un formato físico ideal si interesa hacer una tirada limitada a un precio reducido. Queríamos hacer algo especial con poco dinero y la verdad es que ha quedado muy bonito. Además, la reproducción en ese formato le da un color al sonido bastante acorde con nuestras influencias.

Creo que estáis preparando un single nuevo. El hecho de haber completado ya aquel proceso de aprendizaje, ¿marca un nuevo sonido en el grupo?
Sí, totalmente, a nivel de sonido será algo más parecido a nuestros conciertos, pero con más capas. De hecho, las dos canciones del single, Eco i Aiguavés ya las tocamos en directo y funcionan muy bien juntas.

Acabo con un tópico: ¿planes inmediatos de futuro?
Estamos terminando de cerrar unos cuantos conciertos para julio y agosto y después del verano supongo que sacaremos el nuevo single. También ya estamos preparando disco largo y tenemos muchas ganas de ir enseñando cosas nuevas!

Escucha Sa Mata Escrita de Polseguera en Bandcamp: