2012 fue un año intenso para Jilguero. La banda editaba su primera referencia autoeditada, On A Branch, y lograba vender las 100 copias de la edición limitada que pusieron a la venta. La pasada primavera quisieron darle continuidad a aquel primer trabajo presentando Bellvitge EP, un trabajo que mostraba un sonido más crudo, con ecos de rock y folk, sin descuidar por ello el sonido que empezaron a hacer suyo con su primera publicación. Por RUBÉN IZQUIERDO. Fotografías de MARTA SESÉ

  • Jilguero son Pedro Álvarez (vocalista, guitarra acústica), Gabri Molist (guitarra eléctrica), Héctor Muro (bajo), Andrea Santamaría (Violín, teclado) y Bruno de Fabrizzis (Guitarra acústica,  batería)
  • La banda publicaba en fechas recientes su segunda referencia discográfica, Bellvitge EP, en una tirada auto-editada de 100 copias

Para Bellvitge EP apenas se han movido de su local de ensayo, trasladándose a los Janowski Studios donde han terminado por concebir este segundo trabajo de estudio, integrado por tres canciones donde introducen más “guitarras eléctricas, más fuerzas en la batería” e incorporan los violines y teclados de Andrea Santamaría. Hablamos con Pedro Álvarez, solista de Jilguero, para conocer más de cerca todo lo relativo a Bellvitge EP.

Lo cierto es que viví en Bellvitge siete años, y con Jilguero siempre hemos ensayado allí“, nos comenta de entrada. “Que ensayemos en este barrio y que grabemos en Janowski Studios, que está a 20 metros  de nuestro local, ha influido mucho a la hora de tomar la decisión de bautizar al EP“, prosigue antes de darnos más motivos para entender el porqué del título. “Bellvitge siempre ha tenido un espíritu reivindicativo, con mucho movimiento social, y las letras de estas tres canciones tenen más que ver con lo social que lo personal, así que todo encajaba“, concluye antes de aclararnos que la portada alude también al barrio de L’Hospitalet. “El collage, tanto de la portada como de la contraportada, está elaborado con fotos de los 60 en Bellvitge, por lo que recupera los inicios del barrio“.

Hablando del sonido mismo de Bellvitge EP, Pedro nos cuenta que “hemos añadido más instrumentos, y además hemos experimentado cambios en la formación”, avanza para explicar las diferencias entre los dos álbumes. “En On a Branch las baterías las grabamos con Jake Klamburg, mientras que ahora las hemos grabado con Bruno, que es nuestro batería desde hace un año, y además hemos grabado teclados y violines para darle una dimensión menos folk y más rockera, aunque sin alejarnos del todo de la raíz con las que comenzamos“, apunta antes de marcar la diferencia definitiva entre ambos trabajos: “On a Branch es bastante pop, cuando a nosotros el pop no es lo que nos va precisamente“.

Jilguero, en una imagen promocional

Jilguero, en una imagen promocional. Fotografía de MARTA SESÉ

En esa nueva instrumentalización tiene mucho que ver la incorporación de Bruno y Andrea, algo que podría dar por cerrada la composición de la banda. “Ahora mismo no nos planteamos más cambios, estamos muy contentos así“, avanza explicando que “entre los tres que ya estábamos ya había mucha complicidad“, reforzada con la doble incorporación realizada estos últimos meses. “Bruno toca con mucha fuerza y eso le da otra dimensión a las canciones, mientras que Andrea toca el violín, el teclado y la trompeta, y eso le da toda la épica que creemos que nos hace falta en las canciones“.

Y eso, claro, se nota en el directo, un directo que les ha deparado grandes citas ya, como la del último Hoteler. “Fue una experiencia muy agradable. Nos gusta ver como un grupo de gente tan grande tiene un punto de vista similar en cuanto a lo que la música puede ofrecer en según que condiciones, por lo que esperamos que puedan mantener ese espíritu durante mucho tiempo“, señala antes de recordar la experiencia de grabar con Síctor Valdaña. “Fue tal y como esperábamos, y también hay que dar las gracias a Denís Duarte, que vino durante una de las jornadas y estuvo ayudándonos con todo“, recapitula. “Ya conocíamos trabajos producidos por ellos y nos gustaba todas las posibilidad que les sacaba a sus medios, así que hablamos con Víctor, cruzamos la calle de nuestro local al suyo y a grabar.

¿Y el futuro?, les preguntamos para acabar. “La verdad es que no tenemos ni idea“, se sincera Pedro. “Ahora hemos empezado a vender los CD’s. Nos hubiese gustado sacarlo en vinilo pero no teníamos los medios, así que hemos vuelto a hacer una nueva tirada de 100 unidades, disponible en Ultra-Local Records o en nuestros conciertos“, recapitula a modo de cierre.

Suerte para Jilguero!