Tachenko nacía después de la desaparición de El Niño Gusano, una de las bandas indie de referencia en los 90, fundada por Sergio Vinadé. Pero diez años y cinco álbumes después de su fundación, Tachenko es también uno de los nombres en mayúsculas de la escena estatal. Y por el momento, tienen intención de seguir siéndolo.

Aprovechamos una intensa visita de promoción a Barcelona para encontrarnos en el espacio Record-Play Barcelona Living Room con Sergio Vinadé y Sebas Puente, donde nos ofrecen su visión sobre su trayectoria y sobre su último trabajo. El amor y las mayorías, editado por Limbo Starr el pasado marzo, es el quinto álbum de estudio de Tachenko, el cuarteto de Zaragoza que busca la melodía pop perfecta desde hace diez años. Tachenko se muestran satisfechos de toda la experiencia que les ha aportado la banda, y de lo que ellos han sido capaces de aportar. Quieren reivindicar su idea de pop, y el objetivo principal de la banda está claro: Seguir todo el tiempo posible como hasta ahora. Una entrevista de NORMA SOLANO

“Con Tachenko hemos dado vueltas de campana, hemos visto ojos brillar,
hemos distinguido a kilómetros el rumor idiota de las Mayorías.
Por eso volvemos con convicción,
como apaches desgobernados que pretenden combatir
el sucio vandalismo de traje y reloj.
Con cuchillos pequeños.
Desde Zaragoza, y con Amor.”

Imagen promocional de los de Zaragoza

Imagen promocional de los de Zaragoza

Se dice que vuestro objetivo era ser una banda de pop. ¿Creéis que lo empezais a conseguir?
Sergio: Yo creo que si, a fuerza de ser tozudos y hacer melodías haremos entender a la gente lo que nosotros entendemos por pop.
Sebas: Más que pop, es nuestra forma de entenderlo. Creemos que el pop está un poco denostado. Hay mucho pop de colorines, pop naïf…Nosotros ofrecemos nuestra visión, un poco más amplia y con más matices, de lo que es el pop.

Publicáis ahora vuestro quinto álbum. El proceso compositivo es el mismo de siempre?
Sergio: Creo que lo hemos depurado. Hacemos siempre las canciones Sebas y yo, en principio, aunque también Edu hace alguna cosa. Luego en el local es donde le damos forma. Yo siempre busco una melodía y luego Sebas hace la letra. Hemos depurado esa simbiosis que tenemos entre los dos para que la comunicación sea mucho más rápida y todo funcione mejor.

Parece que el primer single de este nuevo trabajo, Dame una pista, aporta un cierto cambio estilístico. Lo habíais pensado antes o fue algo espontáneo?
Sebas: Surgió en el local de ensayo. No fue premeditado, sino que salió a base de ensayar. Es una de las canciones que trajo Sergio, con una estructura ya casi hecha y una melodía marcada, pero en lugar de tirarla para donde tiramos siempre, con dos guitarras y coros durante toda la canción, Alfonso, nuestro batería, empezó a improvisar, casi como de broma. Pero nos miramos todos y dijimos: ¡Suena bien! Una vez que eliges ese camino ya te metes de lleno, así que toda la producción de esta canción en concreto tiene esos ritmos, sintes… Fue algo anecdótico que nos gustó y finalmente ha terminado siendo el single, con lo cual ahí estamos, para disfrutarlo.

[youtube id=”iQgzi3ciai4″ width=”600″ height=”350″]

Una apuesta fuerte, al final.
Sergio: Si, y decidida, porque nos hemos quitado ese reparo que tienes a veces para hacer ciertas cosas. Tienes que confiar a veces en lo que sale, llevamos mucho tiempo con el grupo y no tenemos que demostrarle nada a nadie, no?

Vosotros, como definís El amor y las mayorías?
Sergio: Yo creo que es el disco más variado y en el cual hemos explicado mejor esa variedad. Creo que en conjunto, la producción ha quedado muy bien en el sentido de que cada canción ha quedado bastante matizada con respecto a la anterior, y se ve todo el repertorio estilístico de Tachenko. Hemos sabido explicar lo que entendemos como pop, en todos los registros. Desde algo más enérgico a algo más bailable, algo más introspectivo, más melódico… Todos los aspectos que a nosotros más nos gustan. También hemos logrado muy bien que se entienda esta diferenciación entre canciones.

portada-tachenko-amor

Portada de El amor y las mayorías (2013)

Dejando a un lado el álbum, vuestras últimas colaboraciones han sido con Micah P. Hinson, a quien os une ya una larga historia. ¿Cómo empezó todo?
Sergio: Empezó porque mi ocupación era de road manager e hice una gira con él. Luego en un festival en el que tocaba Tachenko nos vio y me dijo: Tenemos que hacer una gira juntos. Nos encantó la idea, e hicimos dos giras y media con él, y muy bien, una experiencia más. También sirvió para aprender y para darnos cuenta de que podíamos tocar otras cosas.

Porque hicisteis con él una gira de acompañamiento…
Sergio: Sí, tocábamos sus canciones e intentábamos ser lo más fieles posible a lo que él hacía, fue una experiencia muy chula.

Ahora toca llevar vuestro nuevo trabajo al directo. ¿Recordáis algún directo de forma especial?
Sebas: Hay muchos. En Contempopránea, la presentación en Zaragoza, que esperemos que ahora se vuelva a repetir… Hay tantos..
Sergio: Hay muchos, si!

Sois uno de los principales nombres en la actual escena estatal, pero no sois nuevos en esto. ¿Qué diferencias hay entre una banda indie en la época de El Niño Gusano y una banda indie ahora?
Sebas: Yo creo que el termino en esa época tenia mas sentido, no?
Sergio: Si, era diferente. Bajo el nombre de indie se ha creado una especie de aura en la que cabe muchísima gente. Antes hablábamos con un compañero tuyo que al final indie se ha quedado para la gente a la que le gusta la música! Antes significaba indie en el sentido que estabas en una compañía indie que se montaba un amigo tuyo, pelear… Y ahora  hay gente que nació así y están en multinacionales, que  es maravilloso, pero el término es distinto. Tiene su cosa buena y su cosa mala. Lo bueno es que permite a mucha gente que todos lo conozcan y la parte mala es que todo vale. Se ha generado algo que quizás todavía está por clarificar, si se clarifica algún día.

[youtube id=”KTbHbSXD_Kw” width=”600″ height=”350″]

¿Cuales son ahora los planes más inmediatos?
Sebas: Tocar todo lo que podamos, gira, en verano festivales, y después de verano hacer una segunda parte de la gira y a medida que vayamos haciendo los conciertos veremos hasta donde dura la vida del disco.

¿Algún reto que os quede por alcanzar?
Sebas: No hemos sido nunca de grandes retos, la verdad
Sergio: Es una de las cosas buenas que tenemos, nos decían: lleváis más de diez años tocando… e igual no somos conscientes de eso! No ponernos ninguna meta nos ayuda a seguir. Si me preguntas qué quieres que pase con Tachenko? Pues que podamos seguir así.