No cuesta situar a Dreyma entre las sorpresas del pasado curso. El proyecto integrado por  Cris (guitarra y voz) y Mel (Synthe y voz) se presentaba el pasado mes de octubre como “la mutación de una intensa amistad hacia un proyecto alimentado por horas de ensayo, pizza y vino (con especial interés por el vermú)” y desde entonces han llevado esas bonitas sinergias hacia un bonito directo y una poderosa colección de canciones, de las que surgen los cinco temas que alumbran el EP homónimo que Ondas del Espacio editaba el pasado mes de octubre en físico y digital.

En su directo -aquí pudimos verlas en la Sala Sidecar abriendo para Pacosan, una de las Vida Bands que el festival apoya más allá de su actividad com tal refuerzan su apuesta por “loops y voces etéreas“, algo que impulsan gracias a un carisma escénico con el que dibujan las pinceladas de un pop electrónico oscilante entre la melancolía y el surf, un feliz hallazgo que engancha a quien se topa con ellas en directo, y que supo ganarse merecidamente la atención de a prensa convirtiéndose en el proyecto emergente del curso para Disco Grande, mención a la que hay que sumar su tercer puesto como mejor EP para la edición Sur de Mondo Sonoro.

Tras una doble visita por Barcelona el pasado otoño -a su paso por Sidecar hay que sumarle el concierto que brindaron en Ultra-Local Records- Dreyma están confirmadas para el próximo Vida Festival junto a proyectos locales del calibre de Medalla, Núria Graham, The Zephyr Bones o Vet Violet. Puedes saber más del paso de Dreyma por el Vida Festival aquí mismo, y conocer un poco más sobre los orígenes del grupo en la entrevista que nos han concedido.

Charlamos con ellas sobre la evolución de la banda y la suma de esfuerzos que las ha traído hasta aquí. ¡Cita obligada para el próximo VIDA!

Entrevista: R. IZQUIERDO | Fotografía de portada: Genesis Apolo

Dreyma es vuestro proyecto a dúo, y cuentan en las notas de vuestro sello que el proyecto se sitúa entre Granada y Málaga. ¿Cómo y cuándo surge Dreyma?

Surgió hace dos años. Aunque ya nos conocíamos un poco antes gracias a un amigo, comenzamos a intercambiar emails y cuando nos conocimos en persona fue directo el hablar sobre música y proyectos, así pronto nos pasábamos cadáveres exquisitos, escribimos letras, bases en Garageband, y nos motivamos. Pero no fue hasta pasados unos meses cuando decidimos ensayar seriamente. Hará de eso un poco más de un año. Es curioso porque ahora, volviendo de un concierto de Cádiz, hemos escuchado estos cadáveres en la furgo y muchos de ellos (a excepción de “El domingo es de Bukowski” que fue nuestra primera composición) se quedaron atrás, y hemos pensado retomarlos en algún momento y sacarlos a la luz. Me encanta la definición del grupo: “mutación de una intensa amistad hacia un proyecto alimentado por horas de ensayo, pizza y vino”. Aparcando por ahora la pizza, ¿cómo son los ensayos de Dreyma? ¿Cuánto le dedicáis al trabajo de local?

Normalmente ensayamos un día a la semana, si podemos o tenemos algún bolo a la vista, incluso dos. El ritual normalmente es setlist, composición y lo que surja, y después, comida china o McDonalds. Ahora mismo sobre todo estamos centradas en la grabación del nuevo EP y en la producción de estos videoclips, aunque estamos siempre diciéndonos “qué ganas de componer”, “¿vamos al local?”. Siempre que nos encontramos fuera del local reventamos a ideas y juntarnos allí es una especie de ritual de desconexión en nuestro día a día, a la vez que una recarga de pilas y puesta al día en todo.

El EP que presentasteis con Ondas del Espacio se presenta como  “22 minutos de pop electrónico y luminoso” ciertamente adictivos. ¿Cómo fue la selección de temas para el EP? ¿Quedaron fuera muchos temas?

Algunas canciones se quedaron fuera por tema económico, pero nos centramos en aquellas que teníamos más frescas cuando ensayábamos y enfocábamos en un posible directo. Grabamos cuatro y añadimos al final la demo de “El domingo es de Bukowski”, el primer tema que compusimos y que nos hacía mucha ilusión tener en nuestro primer EP.

Una de mis preferidas es ‘Fuego’, creo que es una canción capaz de definir vuestra propuesta. Sin preguntaros si estáis de acuerdo, sí que me gustaría preguntaros por ella. Es una canción con matices, cambios de idioma, de ritmo… y se va a los seis minutos.

También es una de nuestras preferidas. Fue el primer tema donde pusimos dos tipos de ritmos y varias partes, en el que metimos más matices y formas, loops. Conseguimos con él una evolución técnica, una confianza más plena en nuestros instrumentos y una variación de intensidad, consiguiendo el contraste que queríamos. Pensamos que completa nuestra propuesta en cuanto a garra e intensidad y si que es verdad que en lo nuevo en lo que estamos trabajando ahora sigue un poco la línea de Fuego, un poco más dramáticas tal vez. Fue gracioso componer esta canción en un estado de embriaguez nocturna.

El juego de voces es una constante. ¿Qué hay del proceso creativo? ¿Cómo llegáis a las canciones?

Normalmente partimos de algún riff o una base y vamos construyendo. Siempre escribimos letras después, cuando ya tenemos alguna forma o algo completo. Lo mismo ocurre cuando jugamos con las voces, va surgiendo y nos vamos adaptando en cuanto a la comodidad, sonoridad y transmisión. Al no tener ninguna formación musical ni idea de armonías todo surge de forma espontánea, si que el juego de voces es algo que queremos trabajar más y aprovechar más con el tiempo. Es bonito construir y trabajar en ello porque vas notando la evolución poco a poco.

La pregunta anterior la aplico también al nivel compositivo. Hay una cierta apuesta por la melancolía o ese drama pop que se sugiere en las notas. ¿De dónde surgen la temática de vuestras canciones?

Normalmente nos viene de forma natural, no buscamos inspirarnos en algo en concreto, si no que damos rienda suelta a lo que ya llevamos dentro, a lo que nos afecta o nos remueve. Una forma de autoanálisis más allá de la expresión. Nos llega solo, siempre con lo que nos transmita el tema, el estado de ánimo, el momento.

Quería preguntaros también por vuestra relación con Ondas del Espacio, sello que ha apoyado también la nueva referencia de Pacosan.

Así es. Ondas del Espacio son Julio Le Marchand y Alfonso Méndez. Tenemos una relación estrecha y de confianza, tienen muy buen hacer con la música, pasión y respeto. Junto a ellos editamos de forma digital el EP homónimo. Con Alfonso trabajamos también en la edición física, con Discos Imaginarios, además de ser nuestro manager con Magnolia Damasco.

Con Pacosan precisamente tocasteis en la sala Sidecar hace ahora unos meses. Tengo que decir que os vi sin saber apenas de vuestra propuesta y me llevé toda una sorpresa, igual que mucha gente. ¿Qué balance hacéis de la ronda de conciertos que habéis hecho para presentar el EP?

Maravilloso. Tocar mucho es la mejor forma de llegar al público y nosotras queríamos vivir eso de forma intensa pues teníamos muchas ganas. Nos ha ayudado a tener más seguridad a la hora de tocar y a disfrutar al 100% de toda la experiencia. Girar es lo mejor, todo lo que envuelve, la gente, la ciudad, la comida, el antes y el después, el dormir poco (o dormir demasiado), coger la furgo…

Donde dejasteis también una gratísima sensación fue en Ultra-Local. ¿Qué es lo que más valoráis de esos conciertos de proximidad?

Precisamente eso, la proximidad. Toda la gente que se vuelca en la música y está allí por amor a ello, junto con los dueños de estos lugares. Hemos tenido dos experiencias, la de Ultra-Local y en Botánico, Granada. Fue muy real, como al desnudo, y sabemos que se vive de otra manera, tanto por nuestra parte como la del público. Y mola.

Ahora que hablamos de conciertos lejos de vuestra ciudad, retomemos lo de la pizza. ¿Ciudades en donde os haya sorprendido más?

Mmmmmmm. Pizza metro de Granada, sin duda. Pizza forever.

Detalle de la edición fisica del debut de Dreyma

En el primer videosingle estableciáis una intensa  conexión con Frida Kahlo. ¿Qué peso juega en vuestro imaginario?

Su locura, su fuerza. Hacer lo que quieres, lo que te da la gana, sin miedo a ser juzgado. Expresarte de formas diferentes y con esa seguridad de que sabes que a ti te gusta, que es muy tuyo, y sabes que eso va a transmitir, le da belleza a la creación, y a la gente le va a llegar. Ella y su energía, su vida, el vivir, nos confirma en cada momento de que la locura es sana.

El EP tuvo una muy buena acogida a nivel de crítica: banda emergente del año para Disco Grande, presencia en listas como la de Mondosonoro. Siendo prácticamente una carta de presentación, ¿esperabáis una acogida como la que ha acabado por tener?

La verdad que no. Sabemos que es una suerte enorme y una oportunidad única, por ello lo estamos valorando y disfrutando al máximo. Es una puerta a seguir viviendo esto y seguir creciendo con lo que hacemos.

Volviendo un poco a los orígenes, ¿cómo habéis vivido el ciclo que va “del primer concierto en la costa tropical granadina” al debut propiamente dicho ya con el EP?

De forma muy intensa, puesto que del primer bolo en Salobreña, hablamos de agosto 2017, al debut del EP, septiembre 2017, solo pasó un mes y medio. Fue una locura y un sueño cumplido tocar nuestro primer bolo y al mes poder tocar el segundo en Granada Sound el mismo día que sacamos el EP. En ese poquito tiempo estuvimos detallando el formato físico, el videoclip de Monday Frida, puesto que era muy importante para nosotras debutar creando el videoclip, y ensayando a muerte.

Mientras preparaba esta entrevista me he llevado un discurso de aúpa con lo de “EP agotado”. ¿Qué nos contáis de la edición física?

El EP homónimo lo hicimos de forma limitada, junto a Discos Imaginarios, una tirada muy pequeñita pero única, muy especial. La hicimos pensando en algo muy artesano, con detalles como el fanzine y la pegatina.

En el formato físico dabáis rienda suelta a vuestra línea gráfica, con zine incluido. ¿Qué importancia le dais a eso, al apartado gráfico o visual de vuestra obra?

Para nosotras lo visual es algo fundamental y muy importante. Lo trabajamos a la par que la música. Nos remueve de forma natural ya que somos muy creativas y trabajamos de ello, tanto en el diseño gráfico como en el audiovisual, es nuestro día a día, por ello lo valoramos tanto. Nos hace siempre mucha ilusión producir toda la parte visual de nuestra obra, lo sentimos muy nuestro. Siempre estamos trabajando y pensando en nuevos vídeos, visuales, merch, proyecciones (muchas veces es difícil pues no todas las salas pueden beneficiar o no tienen proyector directamente, esto no nos limita, aunque nos gustaría en un futuro poder acompañar nuestra música con ello)

Estáis confirmadas para el VIDA, así que pronto tendremos otra oportunidad para veros por estos lares. Para quien no os haya visto, ¿unas palabras para invitarles a ir?

¡Vengan! ¡Vengan! Nunca hemos estado en el Vida, pero todas las personas que conocemos que han ido nos han dicho que es maravilloso. Pensamos que va a ser una experiencia plena e increíble y lo vamos a pasar muy bien. Va a ser muy especial.

Y acabo con algo que os habrán preguntado ya alguna vez. Si ‘Dreyma’ es la traducción en islandés de ‘Sueño’, ¿tenéis alguna formación islandesa como referencia más o menos clara?

Islandia es otro mundo. Si que tenemos referencias; Sigur Ros, Björk, Múm, Samaris, Pascal Pinon…, nos motivamos muchísimo siempre que vemos vídeos del KEXP del Festival Iceland Airwaves. Islandia tiene artistas increíbles y sería un sueño, nunca mejor dicho, tocar allí.

Escucha el EP de presentación de Dreyma en Bandcamp: