Hickeys nos presentan su primer EP, ‘Diamond Munch’

La propuesta de la formación madrileña Hickeys arrancaba el año pasado y tenía en el EP Diamond Munch (Autoeditado, 2018), lanzado el pasado mes de enero, su primera referencia oficial. El lanzamiento se presentaba como “una verdadera simbiosis” de lo que el proyecto representa para cada una de sus integrantes, “un resultado de nuestra alianza“, de la que sale una primera colección de canciones con la que buscan “abril la puerta al glitter punk“, y hace las veces de radiografía musical de sus cuatro integrantes. Diamond Munch está siendo rodado estos días en directo en diferentes ciudades, habiendo compartido cartel ya con Mujeres en el Dabadaba de Donosti o con Flugy en Madrid. 

El resultado es una primera colección de canciones en la que recopilan “fragmentos del último año, condensados en 19 minutos” de contrastes, un primer paso para abrirse camino que ha llegado acompañada de una buena dosis de conciertos, como los confirmados para esta misma semana. Y es que la banda radicada en Madrid, con el que hoy hablamos, arranca una pequeña gira junto a los asturianos Carisma que pasará por Bilbao (día 29 en el Shake, junto a Bum Motion Club y Purple), Oviedo (día 30, junto a Bum Motion en La Salvaje) y Lugo (31 de marzo, en Club Clavicémbalo), además de tener fecha confirmada para Valencia, dentro de la DIY MUSICIAN CONFERENCE, junto a Baywaves, Candeleros, Burt Byer y Them Fantasies.

Hickeys atendieron amablemente nuestras preguntas al poco de lanzar al EP, y hoy compartimos la entrevista con todxs vosotros. Tenéis más info sobre la banda en su página de Facebook.

Entrevista: R. IZQUIERDO | Fotografía de portada de PEDRO MÁRNEZ cedidas por HICKEYS

El grupo se forma en 2017. ¿Qué orígenes tiene la formación? ¿Teniáis experiencia previa en otras bandas?

El grupo surge a partir de Maite. Ella vivía con Marta e iba a clase con Martina. Marta, que es muy aplicada, estaba un día en la puerta de la biblioteca viendo pasar las horas cuando conoció a Ana, otra chica muy aplicada. Todo esto obviando que era periodo de recuperaciones, claro. Martina había tocado como guitarrista en alguna banda, pero nada serio. Desde aquí manda un saludo a su profesor de guitarra.

A mediados de curso publicáis vuestro primer single, ‘Hickey Hickey Bang Bang’, regrabado ahora para el EP. ¿Define el sonido de la banda? ¿Qué sentisteis al completar vuestro primer tema?

El tema lo grabamos en un autobús aparcado en el parking del Carrefour de Móstoles. Sentimos humedad, porque llovía un montón. A parte, estábamos nerviosas por saber cómo quedaría y cuál sería la reacción de la gente. En aquel momento sí que nos definía bastante: lo que quedó fue la cuarta toma de las cuatro tocando a la vez, como si fuese un ensayo más en nuestro local de Vallecas. Desde entonces creemos que hemos cambiado y evolucionado y es una de las razones por las que decidimos regrabar el tema; para poder ver esa diferencia. *(nota: el que compartimos aquí hace referencia al single del pasado mes de agosto, la nueva versión está disponible en el EP)

La nueva versión está incluida en “Diamond Munch”, vuestro primer EP. ¿Qué podéis contarnos de la grabación? ¿Hubieron cambios respecto al trabajo de local que hicisteis previamente?

Grabamos en Village Green con Pepe Bermejo, de los Happy Losers y Mamá. Solo teníamos un pedal. Uno entre las cinco. Pepe tenía muchos más efectos, tantos que aprendimos muy rápido a todo lo que podíamos sonar y no estábamos sonando. Ana aprendió a dar palmas (merluzadas, más bien). Todo esto nos abrió nuevos horizontes y, cuando a la semana siguiente volvimos, lo hicimos mucho mejor. (¿No, Pepe?)

En las notas apuntáis que el EP es una “verdadera simbiosis” de lo que significa el grupo para vosotras, así que hagámoslo complicado: ¿qué significa la banda para vosotras? ¿Cómo definiríamos el ‘glitter punk’ que desarrolláis aquí?

Un chicle mascado y pegado en la acera, un cerezo con las flores ya en el suelo. Una vieja con un abrigo de leopardo. Purpurina de chino, tres cervecitas y una sangría. Una base negra con muchos colores y brillantes.

El toque lo-fi de algunas de vuestras canciones aparece en varias reseñas, como la de Mondosonoro. Más allá de las bandas con las que se os ha comparado, ¿hacía dónde os gustaría perfilar vuestro sonido?

Hacia el Rosario de la Aurora. Más concretamente a cualquier sonido que sintamos en conjunto, que la gracia de este grupo es que somos todas diferentes pero hemos coincidido en que nos encanta tocar juntas. Eso sí, seguir puliendo el glitter-punk -sea lo que sea esto-.

El EP se va a los 19 minutos y recoge vuestras primeras canciones. ¿Cómo estructuráis vuestro set actual?

Esta información queda reservada para quienes adquieran personal e individualmente la entrada. Todo aquel ente ajeno a Hickeys que trate de averiguar el contenido relativo a cualquier orden producido dentro de la sala sin ticket que se lo permita, asumirá las consecuencias de sus actos.. La primera norma del club de la lucha es no hablar del club de la lucha.

Hickeys, en una imagen promocional | Pedro Martínez para Hickeys

Volviendo a Diamond Munch, aunque el EP está muy bien estructurado creo que uno de sus aciertos es que cada tema tiene su propia personalidad. Quería detenerme en una de mis favoritas, la conclusiva ‘Las Vontris’. ¿Qué os inspira a la hora de escribir vuestras propias letras? ¿Apeláis a experiencias personales?

En principio nos daba incluso algo de miedo que cada tema fuese tan diferente por si no se captaba la uniformidad que nosotras veíamos en el conjunto del EP. Teníamos distintas ideas tanto en lo relativo a forma como en contenido de las letras y no queríamos que nada se quedase fuera. Todas nuestras canciones hablan de nosotras de una manera más directa -en el caso de escribir la letra- o indirecta -plasmando esa experiencia que otra ha descrito en la parte instrumental y hacerla del conjunto-. Nadie puede huir de sus experiencias y suponemos que de forma intencionada o sin querer esto se ve reflejado en las canciones.

Me gusta mucho toda la línea visual del grupo: desde la foto de portada de FB a la portada del EP. ¿Sois consumidoras de fanzines? ¡La foto de FB tiene un toque fanzinero!

No especialmente, aunque puede que la filosofía DIY del fanzine y la nuestra no disten tanto. Usamos las herramientas que tenemos y normalmente nuestros presupuestos son ridículos. Detrás de la portada del EP están una cámara del móvil, 5 euros en el chino, muchas horas en el photoshop -gracias Martina- y más aún de conversación.

Acabáis de confirmar una gira con varias fechas, entre ellas las de esta semana… ¿Es la primera gira de Hickeys?

Sí, pero no la última.

No sé si en la gira influye vuestras distintas procedencias (Donosti, Gijón, Pamplona…). Como banda, creo, autogestionada, ¿cómo organizáis los roles a la hora de montar cosas como una gira o preparar una primera referencia?

Aunque sobre el escenario somos cuatro, el grupo está compuesto por cinco. Desde el principio hemos contado con Ana Beiras, nuestra manager además de amiga. Aún así, hay diferencias entre quién lleva los asuntos económicos, la imagen, las redes sociales, los contactos… lo normal en cada banda. En esto Baywaves nos inspiró mucho.

En FB hace poco comentabais que Peach Pit os contaron anécdotas y demás de sus giras y que eso fue una motivación para montar vuestra primera gira. ¿Qué bandas tenéis como referentes?

Pues eso nos lleva de vuelta al tema al tema del EP. Creemos que otro de los motivos de que cada tema sea tan dispar también tiene relación con las diferentes bandas que admiramos a nivel individual. En su día incluso se optó por hacer una canción con toques de reggae pero, para desgracia de Maite -y fortuna de Martina- no cuajó la cosa.

Uno de los conciertos destacados que tenéis es el que compartiréis con Waxahatchee en Madrid, aunque no será la primera banda foránea que teloneáis. ¿Qué expectativas teniáis antes de empezar el grupo, respecto a lo que poco a poco vais consiguiendo?

Obviamente no nos imaginábamos entonces nada de lo que estamos viviendo ahora mismo. Lo que sí es cierto es que las cosas no caen del cielo y que hay muchísimo trabajo y horas puestas detrás, más allá de los ensayos.

Gracias a vosotras he descubierto un grupo al que he escuchado bastante este fin de semana. ¿Cómo fue tocar con Cryptic Street? ¿Os contaron algo del panorama musical de su Malta natal?

Tienen mucha fuerza en el directo y el hecho de que, a parte de en inglés, canten en su lengua nativa es bastante llamativo, en el buen sentido. Pero la verdad es que entre cerveza y cerveza no nos dió tiempo a hablar de ese tema en concreto.

Casi para ir acabando. Imaginad que os lee una banda que aún no ha grabado su primer tema. ¿Algún consejo a partir de vuestra experiencia?

Nuestra experiencia acaba de empezar. Hay que dejarse aconsejar, trabajar mucho -muchísimo- y ser persistente. Es importante dormir, comer manzanas, frutos secos y aguacate, saber hablar de cualquier cosa incluso a las 3.00 am. y no olvidar que un grupo de música es para disfrutar.  Ah, y dar las gracias al técnico por la paciencia.

Escucha el primer EP de Hickeys en Bandcamp: