La joven banda de reciente creación publica su primera referencia oficial

Las cosas de palacio siempre van despacio. Este manido refrán aplicado a la gestación de algo importante, puede aplicarse perfectamente a Keems. Como el inicio de una relación en el que predomina la ilusión por conocerse poco a poco y la novedad, la banda integrada por Martín (guitarra), Carmen (voz), Quim (guitarra y voz), Carlos (bajo) y Marcel (batería) van paso a paso a golpe de ensayo y de directo evolucionando lentos, pero seguros. Pausadamente, pero sin perder las ganas e ilusión por lo que hacen. Canciones trabajadas, compactas y metódicas que esconden un trasfondo melódico que bebe de muchas fuentes, pero que crea algo diferente y puro. Tras menos de un año después de formarse, estrenan en formato EP (“Tartle”) sus primeras canciones oficiales y aprovechamos para quedar con cuatro de sus cinco integrantes en un bar de Gràcia para que, entre birra y birra, nos relaten sus orígenes, vivencias y planes futuros.

TEXTO: CARLOS TORRES

Empezando por el principio y para quien todavía no os conozca.¿Quiénes son Keems a día de hoy?
Martín: Sí claro, yo soy Martín, guitarrista.
Carmen Muñoz: Yo soy Carmen, voz.
Carlos Ramón: Yo Carlos, el bajista.
Quim: Yo Quim, guitarra y voz también. Falta Marcel que es el batería.

¿Cómo os conocisteis y qué os llevo a formar la banda?
M: Esta pregunta la teníamos ya pensada desde el principio. Nos conocemos de hace años, estudiamos juntos y varios teníamos una banda hace tiempo, pero éramos malísimos. Conocí a Carmen ya que es la ex de uno de mis mejores amigos. En 2014 fuimos al festival Optimus en Lisboa juntos y decidimos ahí montar una banda. Poco después yo conocí a Marcel que es batería, y justo nos faltaba alguien para la misma. Empezamos a ensayar covers de los Arctic Monkeys, Libertines y tal y ahí fue cuando se juntó Quim.
CR: Empezamos ensayando en un local de alquiler en la zona de Marina de Barcelona. Al cabo de un año empezamos a tener nuestro propio local y eso fue lo que yo creo que nos hizo como un punto de inflexión.

¿Tenéis experiencia previa en bandas anteriores? ¿algún tipo de formación musical?
CM: No, yo estudiaba música hasta que empecé la universidad. Teníamos nuestras cosas, pero poco más. Éramos todos muy primerizos.
CR: Yo tuve una, pero era en plan en el colegio como una actividad extraescolar. Pero bueno ahí yo empecé por ejemplo a tocar el bajo. Martín sí que ha tenido varias bandas.
M: Sí, he tenido, pero poca cosa.

Aunque no teníamos ninguna pretensión no pensábamos ir tan a saco

Justo este año 2016 que acaba os habéis conformado como banda, habéis editado vuestro primer EP “Tartle” y estáis empezando a tocar de forma habitual en directo. Echando la vista atrás, ¿cómo os sentís? ¿Qué valoración hacéis de todo este año?
Q: No nos esperábamos ir tan a saco. Tampoco es que tuviésemos ninguna pretensión. Es eso de que no te lo esperas. Yo me lo planteaba más en plan de estar con mis colegas haciendo algo que nos mola, tocando temas hechos por nosotros e ir a probar si funciona el proyecto.
M: Nos quedamos con la percepción de la gente que parece que le ha gustado mucho lo que hacemos y con la evolución que hemos hecho desde el primer bolo que tocamos en Abril. Ha habido mucho recorrido y bastante cambio y mola ver cómo reacciona la gente. La gente va empezando a saber quién eres y es bastante, bastante fuerte.
CM: Nos ha gustado mucho la respuesta de la gente. Por ejemplo, ya nos avisan directamente algunas bandas a nosotros para tocar en sitios y no es como antes que tienes que buscarte tú dónde y con quien tocar.

¿Cómo recordáis el paso que os llevo de pasar a tocar versiones a hacer vuestras propias canciones? ¿Fue algo muy meditado o más en plan “tirarse a la piscina” haya agua o no?
CM: Al principio no nos conocíamos tanto como para poder componer fluidamente juntos. Intentábamos hacer algo, pero cada uno iba a su bola y al final salía una mierda. Llegó un punto al final que de tanto tocar juntos y ensayar nos encontramos un algo en común y sobre eso fuimos haciendo.
Q: Yo creo que el punto de inflexión fue cuando compusimos el tema “Marina”. Es la segunda canción del EP y es la segunda canción que hicimos juntos. Existe una primera, pero es un tema tabú para nosotros (risas).
M: El primer tema que compusimos nunca lo hemos tocado porque es una canción terrible y no queremos hacerla en directo (risas). Fue a partir de “Marina” que empezamos a ver que había algo como con pies y cabeza que podía llegar a algún sitio.
Q: También un momento clave fue cuando nos mudamos al local de ensayo propio. Teníamos material decente y un sitio donde poder ir a tocar durante horas varias veces por semana.
M: Sí, y también era en plan que podías trabajar las canciones con la calma. Si salía algo guay pues bien, y si no, pues también. Y no fue todo muy meditado. Un colega me dijo que tenía una sala de ensayo, me comentó si queríamos meternos y le dijimos que sí. De ahí una cosa llevó a la otra. Además, el estar rodeado de bandas amigas como los Zephyr Bones, los Saurs, PANE, Opatov, Aloha Bennets, es decir, tener amigos que tocan también en bandas y estar metido en este mundo pues te anima a montarte tú la tuya.

En muchos sitios he leído que os definen como una banda con un sonido muy compacto, pero a la vez muy melódicos, ¿cómo definiríais vosotros vuestro sonido?
M: Si te somos sinceros, es complicado. Nos cuesta mucho definirnos.
CM: Sí, porque es como una fusión de la música que escuchamos todos, es complejo.

Entonces, ¿qué bandas, artistas o estilos podríamos decir que son los que os inspiran más a la hora de crear vuestras canciones?
M: Te podría decir Wolf Alice, We Were Promised Jetpacks, American Football, Foals. Tenemos toques en las nuevas canciones que aún no hemos sacado que son muy Explosions In The Sky también. Nos gusta mucho el estilo de ellos. Además, gracias a que hemos comprado un sinte que toca Carmen, creo que nos hará evolucionar hacia un sonido más atmosférico muy en lo que hacen los Explosions In The Sky.
CM: Yo iba a decir desde el principio Wolf Alice, que me encantan.

¿Cómo es vuestro proceso compositivo? ¿Cómo trabajáis las canciones?
Q: Normalmente es Martín que llega y nos dice: “Chicos, tengo una idea” (risas de Martín). Empieza a tocar y a partir de aquí todos comenzamos a tocar algo, a probar voces, a aportar letras muchas de las cuales en su origen ha escrito Carmen.
CR: La composición muchas veces es en base al trabajo que ha estado haciendo una persona o dos y el resto se une al proceso.
CM: A veces también es en base a que estamos tocando algo improvisado y vamos tirando del hilo para ver si nos convence.

¿Las letras son casi todas obra de Carmen en exclusiva?
M: No, de Carmen y Quim. Las letras las hace desde el principio ella, aunque también le ayuda Quim.
Q: Yo considero que las letras son más de Carmen que mías.
CM: Pero todos en general me habéis ayudado a acabarlas o rematarlas.

keems

Entonces puede considerarse que el trabajo de composición tanto de música como de letra, ¿es más un trabajo colectivo de todos?
M: Sí, no son labores que recaigan en una sola persona, sino que es un aporte de todos. Y está bien porque si fuese solo en exclusiva de uno solo es posible que sonásemos más definidos, muy emo, muy pop-rock, muy hardcore.
CM: Cada uno tiene su estilo y sus gustos y aporta su punto de vista. Yo soy más pop, Martín es más rock, Quim y Marcel son quizás más emo. Carlos es más funk.
Q: También hay que señalar que no nos precipitamos. Tenemos muy claro cuándo algo no cuadra. Y si no cuadra pues se cambia, aunque lleves tocando esa canción tres meses.
CM: De hecho, no hace mucho para un bolo había una canción que querían tocarla muy fuerte y yo no lo tenía muy claro. Al final el mismo día del bolo les dije que esa canción no la tocábamos y todo el mundo se puso: “¡Joodeer!”. Pero yo me enroqué en que esa canción no la tocábamos y no la tocamos al final.
M: Al final es eso, primero tenemos que estar todos de acuerdo en lo que hacemos, en lo que tocamos y estar muy seguros antes de sacar algo. Porque ya nos ha pasado de precipitarnos de tocar algún tema en directo y nos hemos arrepentido al final.
Q: Una anécdota. Fuimos a tocar un día a Madrid y había un tema que Martín, Carlos y Marcel habían preparado bastante. Carmen incluso había ya preparado alguna letra, pero yo no tenía ni idea. No me dijeron nada. También coincidió que en el momento en que prepararon el tema yo estaba fuera. Total, que decidieron tocar esta canción en el bolo mismo, en el momento yo me di cuenta de que no tenía ni idea de qué tema era y no sabía qué cantar ni qué tocar. Así que opté por bajar el volumen de la guitarra y fingir que estaba tocando. Carlos me miraba en plan: “¿Pero por qué no cantas la letra de este tema? ¿por qué no suena tu guitarra?” (risas). Y ahora estamos intentando que esto no se repita. Hemos aprendido mucho de estos errores y ya no se repiten tanto.

¿Y cómo fue el proceso de grabación en Binary Emotions Records? ¿Teníais claro de antemano qué canciones grabar y cómo debían sonar? ¿seguisteis algún criterio a la hora de elegir cuáles incluir?
M: En ese momento de entrar a grabar teníamos como ocho o nueve temas. La mayoría los estábamos ya tocando en directo, pero varios no nos acababan de convencer y los descartamos ya en el último bolo antes de entrar a grabar. Tenían un rollo más rock.
CM: Sí, tenían un poso más garagero, más del principio. Se notaba más la influencia de cada integrante en cada una. Quedaban las canciones muy diferentes la una de la otra y no tenía ningún sentido viendo el setlist en global ni tenían sentido dentro del EP.
M: Sobre qué canciones grabar estuvimos bastante de acuerdo. Eran las que tenían más fuerza y que estaban mejor hechas. Con Xavi (Grushenka, Creamy Creature), el productor, quedamos supercontentos además por cómo quedó la grabación.
CM: Xavi en su estudio, a pesar de que es pequeño, se las ingenia como puede para sacarle el 200% a lo que tiene. Entendió mucho lo que queríamos hacer y el sonido que queríamos tener. Grabamos las cuatro canciones con todos los instrumentos a la vez y procurando que fuese lo más fiel posible a nuestros directos.
Q: Xavi cuando nos decía que tenía una idea nos la proponía. Si nos parecía bien, la incluíamos.  Y si no, la descartábamos. Nos daba total libertad de elección, no nos obligaba a nada ni hacía nada sin nuestro permiso. Se quedó impresionado por cómo habíamos trabajado previamente las canciones ya que nos dijo que parecía que llevásemos 25 años tocando juntos.

¿Qué me podéis contar de las cuatro canciones del EP? ¿qué significado tienen para vosotros tanto a nivel musical como lírico?
M: “Godforshaken” fue un tema que sacamos relativamente rápido. Quim no estaba ese día y Carmen se puso a la batería, que por cierto no tiene ni idea de tocarla (risas). Pero empezaron como a salir ideas. La canción salió porque nos encontrábamos en ese momento en el que lo que hacíamos como banda empezaba a tener sentido. La letra la escribió Quim.
Q: Era una letra que tenía como desde hace un año. Cuando empezaron a sonar los acordes la ajusté a la melodía.
CM: Yo hice la segunda voz y al final Quim acabó haciendo la misma voz que yo.
M: “Marina” fue de los primeros temas que compusimos cuando ensayábamos en el local de la zona de Marina en Barcelona. La letra es mía. Le pasé la idea a Carmen y ella terminó de cuadrarla a la canción. Es un tema que nos marcó como banda a la hora de ver hacia dónde queríamos ir en cuanto a sonido.
CM: De hecho, de las pocas canciones de las que habéis hecho la letra tanto tú como Quim, dos están en el EP: “Godforshaken” y “Marina”.
CR: Yo creo que “Confluence” y “Gone”, las otras dos canciones del EP, son las que más van a marcar más la tendencia del sonido de las próximas canciones. Aunque en el fondo, seguimos buscándonos todavía como banda.
M: No nos gusta ceñirnos a un estilo ni negarnos a recibir cualquier tipo de influencia. Lo importante es que, si vemos algo que nos mola, lo tiramos para adelante. Tiene que haber una cierta coherencia, pero estamos abierto a todo.

Explicadme también el significado de “Tartle” y su relación a nivel lírico con las canciones del EP.
CM: Tartle es una expresión que viene a explicar esa situación en la que intentas presentar a alguien, pero dudas porque no te acuerdas de cómo se llamaba. Era una palabra que cuando la encontré me hizo mucha gracia. Como es nuestro EP de presentación, es una forma de presentarnos como con dudas, puesto que, como decíamos antes, no sabemos muy bien cómo definirnos musicalmente.
M: De hecho, durante un tiempo estuvimos pensando en “Tartle” como nombre de la banda. Además, fíjate que muchas bandas hoy en día se presentan rollo a lo grande y afirmándose con seguridad, mientras que nosotros andamos con dudas y conociéndonos todavía. Y creo que ese título tiene su punto de contradictorio al ser el primer disco, como rollo tartamudeo. Tiene un poco de juego.

Hablando de eso, se me ha pasado preguntaros por el significado de Keems. ¿Qué quiere decir?
CM: No tuvimos un nombre de grupo oficial hasta aproximadamente un mes antes del primer concierto, lo de los nombres claramente no es lo nuestro. Se nos ocurrieron varias cosas (algunas sacadas por mí de una web de palabras curiosas en inglés) que no nos convencieron para nada. Cuando compartíamos local con los Zephyr Bones, PANE y los Ruftops (descansen en paz), todos nos llamaban los Quims por Quim, que era con el que tenían más confianza del grupo en ese momento. Al principio nos lo tomamos en coña, pero nos acabó haciendo gracia y así nos quedamos. Pasamos de Quims a Keems para que Quim no se viniera demasiado arriba.

¿Y a nivel visual qué podéis explicar de la portada? Esas letras de desesperación y necesidad de huir hacia una luz casa muy bien con la imagen de una habitación completamente oscura con una ventana abierta.
M: Es nuestro antiguo local de ensayo. Fue una foto que saqué yo un día con mi móvil que hacía un cielo muy bonito. La subí a Instagram antes de saber que se iba a convertir en la portada del EP (risas). Vimos que encajaba muy bien con la estética de la banda y el tono que iban adquiriendo las canciones. Teníamos otras portadas ya pensadas, pero vimos la imagen y encajaba bien. Va asociada también un poco a la música que tocamos.
CM: Nos pareció simple, pero a la vez bonita y elegante. Cuando la ves, el aura que inspira y genera es lo que queremos nosotros lograr.

A nivel de conciertos, ya tenéis unos cuántos a vuestras espaldas, ¿sentís que habéis evolucionado en ese aspecto cuando se trata de defender vuestras canciones en directo?
CM: Por supuesto. Yo por ejemplo al principio estaba como muy asustada y sin embargo ahora me siento más segura.
M: De hecho, esta evolución vino porque cuando tocamos en Amic Amiant en Octubre, nos grabaron en video y al vernos nos vimos como supercortados. Muy sosos. Y nos dijimos que esto no podía ser. Creo que partir de ahí tomamos conciencia de la actitud en directo y nos hemos hecho más potentes.

También habéis combinado directos al más puro estilo DIY (autoorganizados) con otros más profesionales, ¿dónde os sentís más cómodos?
Q: Yo el concierto más divertido que he tenido fue uno que hicimos en el Estrèpit de Gràcia, era nuestro segundo bolo como banda. El propietario es el jefe de un colega mío que solo abre los fines de semana para montar sus fiestas privadas y nos lo había dejado ese día para tocar. Vinieron unos colegas de Madrid, montamos el sonido, montamos el set como pudimos. Había un micro que solo funcionaba en una sala y el otro solo en otra parte de la sala. Fue un poco caos, pero fue tan divertido que ese tipo de bolos tan DIY son donde más disfruto. Hemos tocado en Amic Amiant y en otros sitios que sonaron mucho mejor, pero este fue diferente. No se oía nada, pero lo pasamos genial.
CM: Me acuerdo que en ese bolo el micro de Quim sonaba por los amplis de la parte de atrás y el mío sonaba por un ampli de guitarra de 10 vatios. Entonces no me escuchaba a mí misma prácticamente y a Quim le escuchaba por detrás mío. Y si estabas en medio no oías a nadie (risas).

¿Tenéis intención de editar el EP o futuras publicaciones en formato físico? Ya sea como single, cassette, ….
CM: Yo he estado buscando que un sello nos lo edite, pero nadie me ha hecho caso. Ni me contestan los mails. Así que estamos esperando para un poco más adelante a ver si conseguimos más nombre y editar más canciones.

¿Y os gustan las ediciones físicas en disco ya sea 7” o similares?
CM: Yo a mí me gustaría tener nuestro disco físicamente en mano. Es más, mucha gente nos ha preguntado si tenemos algún disco o CD publicado ya. Y nos da pena tener que decirles que lo sentimos, pero que solo tenemos lo que hay en bandcamp. También estamos a punto de sacar merch, pero vamos poco a poco y dándonos a conocer. Queremos grabar un single y luego más adelante grabar un segundo EP.
M: En el último bolo además anunciamos que estamos grabando un videoclip para la canción “Confluence” con unos amigos y, si todo va bien, esperamos sacarlo en el mes de Enero para impulsarnos un poco y darnos publicidad. Como te decíamos, estamos en plan haciendo muchas cosas para mostrarnos y que el público nos conozca.
Q: Sí que es cierto que en algunos sitios nos conocen ya. En Barcelona de siempre ha habido como una escena de diferentes edades y ahora estamos nosotros con los Opatov, Aloha Bennets, PANE, los Zephyr, … nos es fácil montar un bolo ayudándonos entre nosotros. Pero lo que queremos nosotros como Keems en concreto es darnos a conocer poco a poco y sin ponernos pesados.

¿Qué os une en concreto a los Zephyr, las Aloha, etc…?
M: Somos muy amigos todos de todos. Marcel estudió con Toni de PANE y con Marc de los Zephyr, Toni tocó con los Zephyr, yo conocí el año pasado en el VIDA Festival a Cris de las Aloha. Es una amistad de ir a conciertos, encontrar una misma inquietud musical entre todos, juntarnos los mismos de siempre para ir a los mismos bolos y vas creando una microescena.
CM: Por ejemplo, el otro día que hicisteis el festival por el aniversario de Shookdown en la Apolo Store fui sola porque sabía que allí seguro me iba a encontrar con alguien (risas).

Y a partir de ahora una vez hagáis el último bolo del año junto a Headache y About a Leaving el 23 de Diciembre en Freedonia, ¿qué planes más inmediatos tenéis?
CM: De momento tenemos varios conciertos para Febrero, Marzo y Abril. El single lo queremos grabar a finales de Diciembre o principios de Enero, lo vamos a grabar con Juan Sensio de Opatov que ha montado hace nada una nueva promotora / sello.

Para ir acabando, ¿a nivel nacional qué es lo que más os ha gustado de bandas que hayan sacado algo este último año?
Q: A mí personalmente Power Burkas, han sacado un disco muy bueno. Y Cala Vento también.
CR: A mí me ha gustado el disco de Opatov. Creo que todos somos muy fan de ellos.
M: También además nos ha gustado el single de The Zephyr Bones que nos parece buenísimo. A nivel internacional nos ha gustado el disco de Bon Iver, a mí personalmente me encanta el de Touché Amoré.
Q: Mi top tres son Frank Ocean, Radiohead y Bon Iver.
CR: Yo coincido con el top de Quim.”

Escucha el debut de Keems en Bandcamp: