Travesti Afgano

Travesti Afgano, fotografiados por Fer de Muerte Mortal

Explica Sara Roca en las notas promocionales de ‘Nos Vale Madre‘ (AAVV, 2017), el disco lanzado por Travesti Afgano a mediados del año pasado que están defendiendo estos días por diferentes ciudades, que “en este diluvio de bandas gallegas que nos ha tocado vivir, Travesti Afgano se sitúan, por decisión propia, a un margen“. Esa libertad buscada y encontrada es una de las señas de identidad de esta “deslocalizadísima banda cuyo cuartel general está en un galpón de Lérez, en la cima de unas escaleras de obras sin rematar, a unos minutos en coche de Pontevedra“.  Para saber más de la banda, por cierto, basta con disfrutar de la espléndida ‘Golden appels’ en la que se repasan a sí mismos.

Desde ese cuartel general han dado forma a un disco cantado en varios idiomas (gallego, castellano y vasco)… y en ‘jerga pandillera’, un guiño al film ‘Blood in, Blood Out’ de bandas chicanas que le voló la cabeza en su momento a Luismi. “Desde entonces me siento medio vato loco, como el Miklo, que es el prota“, nos comentará aquí el propio Luismi.

Con edición discográfica repartida entre la propia banda, Mama Vynila, Pelgar, Discos Anormales, Producciones Esporádicas y La Camelia y una droguería de Portonovo Nos Vale Madre es la continuidad de Jefe de Julais y llega lanzado “como un frisbee hacia tu cara“, cierra la propia Sara en las notas. El frisbee, por cierto, se va de gira unos días y podremos ver a Travesti Afgano en varias ciudades las próximas semanas. Aquí la relación:

09/03 Bar Nébula – Pamplona
10/03 Daradará – Vitoria
11/03 El Tubo – Barakaldo
23/03 Bar Embora – Santiago de Compostela
14/04 Sala Fotomatón – Madrid
19/04 Festival Fuzzville – Benidorm
04/05 Distrito9 – Vigo
05/05 Salasón – Cangas do Morrazo

Entrevista: R. IZQUIERDO | Fotografía: FER MORTAL

El lanzamiento surge tras la coedición de diferentes sellos, lo que permite el formato LP. ¿Qué priorizáis a la hora de buscar colaboraciones como las que aquí nos ocupa?

LUISMI: Pues esta vez hemos pensado en la coedición como una forma de llegar a más lugares y público. Hemos intentado moverlo por sellos de gente conocida y amigos, que a poder ser estuviesen situados en diferentes puntos de la geografía española, para así tener mejor repartida la distribución y al mismo tiempo poder tener contactos de los que poder tirar para poder mover el disco y el grupo lo mejor que pudiésemos.

RAFA: También valoramos la confianza. Que sea gente de confianza, para evitar los malos rollos lo más posible. Ya es duro llevar un grupo adelante como para relacionarse con gente chunga que no lleva a nada. Drogadictos y fantasmas absténganse de colaborar con Travesti Afgano.

Una de las aportaciones sorprende por ser una droguería. ¿Qué vínculos hay con La Camelia?

RAFA: En Portonovo es la más famosa, nunca puedes saber de donde te puede venir la financiación. Los mecenas todavía existen solo es cuestión de encontrarlos.

CAMILO: La verdadera historia es que unos buenos amigos de Portonovo – Manolo y Juan – que tienen un pequeño sello que editan pomada superexclusiva y muy cuidada (ellos son Pantera e Iribarne) accedieron a ayudarnos con la financiación de la edición del disco pero en su ideario de sello no entraba participar en una referencia compartida por lo que decidieron poner la pasta pero en vez de aparecer el logo de su sello decidieron poner el logo de la droguería de la familia de Juan.

En la nota promocional se presentaba el disco como “el álbum más bailable de Travesti Afgano”. ¿Son cambios buscados, responden al momento por el que pasa la banda?

LUISMI: No sé si son buscados o naturales, supongo que es cuestión de evolución… En nuestros anteriores grupos habíamos tirado más por el punk o el garaje, aunque con la entrada de Cami a la batería hemos tirado más hacia ritmos bailables. Yo en concreto escucho bastante postpunk, y algunas canciones de este disco se habrán visto influidas por eso, por el estilo y ritmo de grupos como The Pop Group, Gang of Four, o Pylon , entre otros…

RAFA: Yo creo que el anterior también era muy bailable, así que más bien veo una linea como siniestra y oscura en canciones como ‘Bauhaus’ o ‘Muerte al zar. Como una mala ostia reprimida.

CAMILO: Por la parte que me toca como batería sí forcé un desvío hacia los ritmos bailables. Me flipa el Acid House, el Northern Soul y todo lo relacionado con el sonido Madchester, pero también intenté meter algo de tralla hardcore ya que últimamente estoy escuchando de nuevo mucho hardcore clásico, hxc melódico de los 90’s y toda esa mierda de skate punk que Luismi por ejemplo odia (risas). Me quedé muy agusto porque algún gol le metí.

Es vuestra cuarta referencia, tras la salida previa de dos cassettes y de un primer LP, Jefe de Julais. ¿Cuánto os ha llevado preparar el disco? ¿Qué podéis contarnos del proceso creativo del álbum?

RAFA: Hemos estado varios meses preparando las canciones y eso se ha notado, el disco anterior era como una recopilación de todo lo que habíamos hecho hasta el momento.En este segundo hemos creado algo más cohesionado.

CAMILO: Sí, el proceso ha sido mucho más homogéneo y ordenado: eliminando material que no teníamos claro y perfilando partes de temas que no nos convencían. Creo que las diferencias a nivel de trabajo con respecto al primer disco son evidentes.

El grupo surgió tras “la unión de dos grupos míticos de la escena gallega”, como Lobishome y Metralletas Lecheras. De las dos me habló Gus, quien de hecho debía preparar esta entrevista. ¿Cómo fue ese momento de fusión? ¿Qué os llevó a la suma de sinergias?

LUISMI: Pues en ese momento los grupos en los que tocábamos estaban por acabarse, así que le propuse a Rafa el montar algo juntos. Y a la hora de buscar gente para armar la banda lo más natural fue tirar de colegas.

RAFA: En un principio me junté con Marky y Luismi ( Lobishome). En esa formación Marky tocaba la batería. Pero un día decidimos llamar a Camilo (Metralletas Lecheras) para que tocara la batería. Entonces Marcos se pasó al bajo, que es su instrumento natural. Aquí en Galicia todos nos vamos apareando unos con otros…

Hablando sobre el circuito de directos por el que os movéis, me gustaría saber como os organizáis como banda.

RAFA: Nuestro ámbito es por ahora península ibérica: Violencia, Euskadi, Barcelona, Liceo Mutante, Madrid. En este disco intentaremos tocar en Andalucía y PORTUGAL. En el tercer disco deberíamos de empezar a tocar por centroeuropa y en el cuarto ir a Mexico lindo.

CAMILO: Personalmente he tomado un poco las riendas en ese aspecto: buscar conciertos, ofrecerse a gente que nos encaja su proyecto y nos gusta las cosas que monta… El tema está muy complicado. Por mi parte la inexperiencia y todo el esfuerzo en tiempo y trabajo que supone, por otro todas las dificultades externas que a mí personalmente me desmotivan un montón: la falta de visibilidad, el hecho de que no me gusta nada el modelo con el que se trabaja en redes sociales y que no logro vislumbrar un método/estilo propio que me parezca ético y respetable, que los promotores no apuesten en absoluto por nada que no esté ya semielaborado/adaptado/empaquetado y con lacito para el público, el cual cada vez es más generalista, desinteresado en conocer y aborregado por propuestas simplonas y facilitas de digerir. Con respecto al circuito gallego poco puedo decir más que yo me veo fuerísima. El grupo si toca en Galicia es porque son bolos buscados por Luismi o Rafa. Yo ya hace años que dejé de buscar opciones en Galicia porque percibo muy intensamente que el grupo no interesa allí. Tras esta visión pesimista te digo que estoy/estamos muy ilusionados por hacer nuestras movidas a nuestro aire. Vemos que cuando salimos a tocar fuera de Galicia hay muy buenas sensaciones, sensaciones reales de gente que no conoces de nada y que aportan mucha energía y ánimo a la banda, a su progreso.

Lo preguntaba porque a través de Gus me han llegado muchos imputs de la escena gallega. No sé si desde dentro se ve como algo unitario pero desde fuera sorprende el sentido prolífico de todo cuanto se cuece por allí. ¿Hay ‘sentimiento’ de comunidad? (por más que dicho así suene cursi)

RAFA: Si hay una comunidad, no tiene que sonar cursi. ¡Qué se acabe ya el individualismo y el egocentrismo! Hay como una especie de competición y envidia sana que hace que unos intenten superar a los otros. Por el camino se están grabando unas cuantas decenas de discos que quedarán ahí…

CAMILO: Yo a nivel personal no percibo esa sensación de escena, ya que considero que mi banda está fuera de ella en caso de que existiese. De todas formas por motivos laborales ahora vivo en Madrid, por lo que estoy fuerísima de lo que se cuece allí. En el único momento en que fui consciente de una escena fue hace casi 10 años cuando tocaba con Rafa en Metralletas Lecheras.

LUISMI: Lo cierto es que es todo un poco endogámico y minoritario, eso es lo bueno o malo de todo…
Ahora mismo hay más bandas que público, y personalmente creo que el sentimiento de comunidad se ha perdido un poco desde hace un par de años hasta ahora… Hace un par de años se hacían las cosas de manera más colectiva, o esa es la sensación que tengo yo. Ahora más bien todo gira en torno al circuito de lugares en los que tocar…, Liceo Mutante, La Nave, El Pueblo, Embora, Iguana…

Valdría también por lo apuntado en las notas promocionales, ese “quedarse al margen” pese a contar con un buen puñado de conexiones. ¿Qué es lo que más valoráis de esa libertad a la hora de trabajar? 

RAFA: Bueno no parece que estemos entrando en una especie de ola ascendente gallega, no tenemos manager,y nadie se dedica a vender el grupo a los festivales. Al final entrar en esas dinámicas puede acabar con la esencia del grupo que básicamente es su música.

CAMILO: Pues es lo más importante, esa “libertad”. Se habla en términos de libertad pero son muchas cuestiones. No es que el resto de bandas que cuenten con una oficina detrás hayan perdido algo o nada con respecto a nosotros, pero sí percibo que hacen cosas (obligados o no) que yo no estaría dispuesto a hacer. Por contra a nivel de visualización ante el público les va mil veces mejor que a nosotros, es evidente. Sea como fuere yo respeto muchísimo su peli (su forma de hacer) pero tengo muy claro que yo no lo hago así.

Con los amigos de Porno realizamos un monográfico en uno de nuestros últimos números impresos. ¿Qué significó para la escena underground gallega perder un pilar como Porno?

LUISMI: Pues perder un poco el sentimiento de comunidad del que hablabas… Muchos colaborábamos en la revista y en las movidas que hacían los chavales de Porno… Y sobre todo, perder también esa labor divulgativa y de archivo que estaban haciendo dando a conocer a grupos y cosas que se hacían por aquí.

RAFA: Significa que todo arde y vuelve a renacer. Porno significó la auténtica consellería de cultura de Galicia.

Discos Porno, colectivo de culto | Fotografía cedida por Discos Porno para el Underzine VI

En el proceso de escritura colaboráis Rafa y Luismi. ¿Qué criterios seguís? ¿Qué es lo que os mueve a la hora de componer?

RAFA: La música la componemos todos e incluso a veces las letras también son corales. Cuando hago letras uso diversas temáticas: surrealismo, reivindicación, humor, parapsicología, sexo, humor. No pienso decir nunca I love you ni cariño en ninguna canción.

LUISMI: a mí escribir es lo que más me cuesta, y al final casi siempre acabo hablando de mis obsesiones y taras en las letras…

Hay varias alusiones a Galicia en las letras. ¿Lo consideráis una constante en vuestra discografía?

RAFA: Si. En cien años o así desaparecerá después de ser de uno de los primeros países de Europa, así que hay que cantarle en su ocaso. Mantuvieron sus costumbres, su idioma durante 2000 años, pero ahora se amontonan en barrios de las ciudades, queman su bosque, se van al centro comercial y no tienen hijos.

LUISMI: Somos de aquí, así que supongo que es normal. Lo raro sería que hablásemos de un garito de Malasaña, o de los conciertos y chavalas que van a la Sidecar…

El lanzamiento ha sido relativamente temprano desde la salida de vuestro trabajo anterior. ¿Qué podéis contarnos de vuestro set actual? ¿Incluís temas de todos los discos?

RAFA: Si, incluimos temas de los 2 discos, estamos buscando que sea algo sólido que en la anterior gira de presentación no cuidábamos.Lo estamos consiguiendo ,hay que dejarse de tonterías.

Hay también alusiones al poder, representado por diferentes formas de diferentes etapas. ¿Es vuestro trabajo más combativo?

RAFA: Queda mucha munición aún. Igual es una crítica un poco cínica porque ‘odiamos el rollo Viñarock y págame 10.000 pavos que crítico al capitalismo’. En la música se puede ser cínico, pero no hipócrita.

Hay gallego, castellano, euskera y “una jerga de pandilleros”. Querría detenerme ahí: ¿de dónde sale el deje ‘Vatos Locos’?

RAFA: Está relacionado con una película que vio Luismi de pandilleros mejicanos

LUISMI: Sí. Es un guiño a una peli de bandas chicanas que vi de pequeño. Se llamaba “Blood in, Blood Out”, y en su momento me voló la cabeza que no veas! Desde entonces me siento medio Vato Loco, como el Miklo, uno de los protas de la peli (risas)

La producción corre a cargo de Manu, de Selvática. Imagino que enlaza con el tema de las colaboraciones de corte local. ¿Cómo fue trabajar con Manu en esta ocasión? ¿Qué aportó a las grabaciones, más allá del saxo?

RAFA: Fue productor, algo inédito hasta ahora para nosotros. Alguien que pueda coger las canciones y darles otra perspectiva externa a nosotros.

LUISMI: Bueno, Manu ya había grabado nuestra primera demo, y también el EP de Lobishome y toco con él en Selvática, con lo cual lo conocíamos de sobra y sabíamos que trabajar con él iba a ser un acierto seguro.

Me gustaría ir acabando hablando del trabajo gráfico de Roberta Velázquez. ¿Tuvo libertad creativa total? ¿Cómo os gusta trabajar la línea gráfica del grupo?

Luismi: Total libertad para Rober en el artwork, como siempre. Hablamos con ella porque es colega y a mí personalmente me flipa todo lo que hace. Aceptó la propuesta, nos pasó tres bocetos de ideas y escogimos la que más nos gustaba. De ahí salió la pedazo de portada que nos ha hecho. Solemos trabajar siempre con artistas que conocemos y nos flipan y que suelen ser amigos.

RAFA: Creo que  es muy interesante la idea de que la portada de cada disco lo haga un artista gráfico diferente, porque eso crea como una especie de colección .Hay que recordar que Roberta ya se curró el diseño de la primera cinta, que es objeto de coleccionista total.

Disfruta de ‘Nos Vale Madre’ de Travesti Afgano en Bandcamp: